Gallardón, con muletas, durante una rueda de prensa
Gallardón, con muletas, durante una rueda de prensa AYUNTAMIENTO DE MADRID

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, tendrá que usar muletas al menos durante 28 días a causa de una caída fortuita durante un paseo por el campo que le ha producido la inflamación de una rodilla.

Según ha explicado José Manuel Torrecilla, coordinador general de Madrid Salud, que también es médico, el alcalde se ha roto la membrana que recubre el hueso de la rodilla y "es imprescindible" para una completa recuperación que no apoye el pie en el suelo durante los próximos 28 días.

Alberto Ruiz-Gallardón apareció hoy en el salón de actos del Palacio de Cibeles sujetándose en unas muletas, que no abandonó ni cuando se dirigió al atril para dar la bienvenida al ministro de Sanidad, Bernat Soria, que acudía a la sede de la Alcaldía a presentar con él la carrera solidaria contra la droga "Madrid Bike Tour 2008".

La caída se produjo durante un paseo por el campo

El alcalde ha lamentado no participar en la carrera del día 9 de noviembre, aunque animó al ministro a hacerlo, ya que, según ha dicho, ese día iba a tener "alguna dificultad" para subirse a la bici.

Aunque respondió con un lacónico: !ay¡ a la pregunta curiosa de los periodistas sobre los motivos de su lesión -se especulaba con una caída de la moto-, fuentes cercanas al alcalde indicaron que fue un resbalón durante un paseo en el campo el pasado fin de semana el motivo de la lesión, si bien hasta el lunes las molestias no le llevaron a consultar a un médico.

Dentro de 28 días tendrá que hacerse una nueva resonancia y, si como le han prescrito, no apoya el pie en el suelo, quizá podrá emprender el previsto viaje a Estambul -en la tercera semana de noviembre- sin muletas.