La Diputación de Vizcaya ha decidido bajar los impuestos para facilitar a los vizcaínos capear la crisis económicas en la que nos encontramos.

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy el Proyecto de Norma Foral de Medidas Tributarias para el 2009, con el que se pretende incentivar las economías domésticas y paliar así los efectos negativos de la crisis.

La deflactación del IRPF evitará que los contribuyentes paguen más impuestos si no aumenta su poder adquisitivo
Entre las medidas tomadas, destaca la derogación del Impuesto de Patrimonio o la deflactación de un 2% de la tarifa del IRPF, con lo que se evita que los contribuyentres paguen más impuestos sin que haya aumentado su poder adquisitivo.

Además, se incrementa en un 2% la reducción por tributación conjunta y las deducciones personales y familiares.

En cuanto a la vivienda, se amplía el plazo de las Cuentas de Ahorro-Vivienda de 6 a 8 años y en la reinversión en Vivienda Habitual de dos a tres años. También se considerarán los 'motivos económicos' como excepción válida para la consideración de vivienda habitual.

El Impuesto de Sociedades también se verá alterado. La Norma incluye la modificación de esta tasa para las empresas en lo relativo a la recuperación de la deducción por creación de empleo para los ejercicios 2009 y 2010 (3.000 euros por persona contratada de forma indefinida y 6.000 euros en los casos de difícil inserción).

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO