Consejos prácticos para que los niños se adentren en el apasionante mundo del diseño gráfico

Es positivo que los niños vean que vean ejemplos reales de diseño gráfico y vayan del detalle de los elementos a la idea global.
Es positivo que los niños vean que vean ejemplos reales de diseño gráfico y vayan del detalle de los elementos a la idea global.
Freepik.

Hoy se celebra en todo el mundo el Día Mundial del Diseño Gráfico, una disciplina artística que consiste en proyectar comunicaciones visuales destinadas a transmitir mensajes específicos a grupos sociales con objetivos determinados.

Existen multitud de modalidades en este ámbito (diseño gráfico publicitario, diseño web, diseño de envases, diseño tipográfico, cartelería, señalética, animación digital, fotografía…), algunas de las cuales son ideales para adentrar a los niños en este arte, pues muchos de ellos empiezan a mostrar desde muy pronto notables muestras de creatividad, algo que, si se suma al hecho de que son nativos digitales, puede llevar a que se familiaricen con estas técnicas desde edades muy tempranas.

Para hacer que los más pequeños de la casa conozcan mejor este mundo, conviene tener presente una serie de cuestiones. En primer lugar, y para ayudarles a entender qué hace un profesional del sector, es bueno que vean ejemplos reales y que vayan del detalle de los elementos a la idea global.

Así, puedes enseñarles ejemplos de logotipos, diseños de carteles o de dibujos. Después, anímales a señalar en qué se parecen y en qué se diferencian. Seguramente digan que algunos tienen letras, otros dibujos o imágenes más grandes o colores diferentes, un trabajo que hará que vayan mostrando más interés por estas creaciones.

Asimismo, es positivo explicarles que todos los aspectos que están viendo son los que conforman la disciplina en su conjunto y que el diseñador juega con ellos para elaborar sus composiciones. Ver carteles que puedan encontrar aburridos en un primer momento u otros con tipografía infantil también puede ayudarles a entender el concepto si se les pregunta cuáles les gustan y por qué o para quién pueden ser importantes, al hacerles pensar en el público al que van destinados.

Primeros ejercicios

Para que den rienda suelta a su creatividad, es importante que empiecen trabajando en base a guías establecidas, Por ello, se les puede comenzar motivando poniendo a su alcance materiales coloridos, variados y llamativos. Así, un primer ejercicio consiste en proporcionarles materiales gráficos variados, desde dibujos para principiantes hasta periódicos o revistas. Pídeles que lo calquen y así trabajarán la precisión del trazado.

Después, diles que incorporen un elemento nuevo que se les ocurra y que expliquen por qué lo han elegido. A continuación, pasarán a crear sus propios trabajos desde cero. Para ello, hay que tener en cuenta que los pequeños necesitan motivación para hacerlo sin aburrirse. Así, tendrás que proponerles iniciativas que sepas que les vayan a interesar, como las basadas en sus gustos (series de dibujos animados, superhéroes, comida favorita…)

Proponles crear personajes o logotipos para sus marcas favoritas y que los dibujen o coloreen sin olvidar la tipografía. Por último, es conveniente intentar que su trabajo creativo esté acompañado siempre de una explicación acerca de por qué hacen cada cosa, eligen cada color, se decantan por un trazo u otro, etc.

- Si quieres más consejos y juegos para realizar con niños, apúntate a la newsletter de 20Minutos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento