China padece un nuevo brote de coronavirus en Harbin y aíslan la ciudad

Una mujer espera los resultados de una prueba de COVID-19 en un hospital de Guangzhou, China.
Una mujer espera los resultados de una prueba de COVID-19 en un hospital de Guangzhou, China.
ALEX PLAVEVSKI / EFE

Alerta máxima en China de nuevo por el coronavirus. El Gobierno ha prohibido la entrada a la ciudad de Harbin, la capital de la provincia de Heilongjiang, con el objetivo de contener un nuevo brote después de que se haya controlado el que de inició a finales del año pasado en Wuhan, epicentro mundial de la pandemia, y que ya está controlado.

“Todos los casos confirmados, casos sospechosos, contactos estrechos de personas asintomáticas y contactos estrechos de contactos estrechos deben estar en cuarentena y someterse a prueba”, declararon las autoridades locales.

La nueva medida contempla que ni los residentes de otras ciudades ni los coches que estén registrados fuera de Harbin puedan entrar a las zonas residenciales de la urbe. Al mismo tiempo, medios locales señalan que todos los residentes locales deben tener un código QR para confirmar que no están infectados y portar mascarilla.

Previamente a mediados de abril, Harbin ordenó a todos los que llegaran desde el extranjero quedarse en cuarentena durante 28 días: 14 en un centro especial y 14 más en casa.

Estas medidas se han tomado después de que el número de casos positivos en Harbin creciera significativamente después de que un residente de 87 años infectara a 78 personas tras recibir asistencia médica en dos hospitales. Se informa que entre los contagiados están miembros de su familia, otros pacientes de estas clínicas y personal médico.

Noveno día sin muertos

No obstante, La Comisión Nacional de Sanidad de China ha informado que este jueves no había registrado ninguna muerte a consecuencia de la neumonía COVID-19 en todo el país, lo que supone un acumulado de nueve días seguidos sin fallecidos por la enfermedad.

el número total de infectados "activos" en el país asiático es de 915, de los cuales 57 se encuentran en estado grave, y tan solo uno de ellos queda en la ciudad centro-oriental china de Wuhan, cuna de la pandemia.

La cifra total de infectados diagnosticados en China desde el inicio de la pandemia es de 82.804, de los que se ha dado de alta a 77.257 personas tras haber superado con éxito la enfermedad.

Hasta la fecha se ha realizado seguimiento médico a 728.590 contactos cercanos con infectados, de los cuales 8.362 continúan en observación, y de ellos, 20 serían casos sospechosos de haberse contagiado del virus. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento