Castells asegura que el curso acabará "en los plazos establecidos" y pide a las universidades preparar exámenes online

  • El ministro de Universidades se muestra contrario a otorgar un aprobado general.
  • Castells abre la puerta a que el próximo curso sea también a distancia, al menos en parte.
El ministro de Universidades, Manuel Castells, este jueves.
El ministro de Universidades, Manuel Castells, este jueves.
MONCLOA

El curso universitario acabará en junio, tal y como estaba previsto, y no habrá aprobado general, aunque sí que se pretende que las universidades sean "flexibles" en la evaluación de los estudiantes. Así lo planteó este jueves el ministro de Universidades, Manuel Castells, que aseguró que "ningún estudiante va a perder el curso por causa de la pandemia", en la línea de lo que hace unos días planteó la titular de Educación, Isabel Celáa, para primaria y secundaria.

Castells, que compareció por primera vez en la Moncloa desde el inicio del estado de alarma, afirmó que "el curso se acabará en los plazos establecidos en docencia y en evaluación". Y, para ello, la enseñanza y los exámenes tendrán que realizarse, en la medida de lo posible, a través de internet, como según el ministro ya están haciendo muchas de las universidades españolas. Centros que, según recordó, cuentan con "autonomía", por lo que en muchos ámbitos el ministerio solo puede darles pautas.

A punto de entrar en mayo y con los exámenes de junio en el horizonte, Castells pidió a los centros universitarios que se preparen para realizar la evaluación de manera virtual. "Nuestra recomendación es programar exámenes online y evaluación continua, y si en el último momento se pueden hacer presenciales" debido a una mejora de la situación sanitaria, "pues también podría ser", señaló el ministro, que también solicitó a las universidades que recaben la opinión de los alumnos antes de escoger un sistema.

Eso sí: Castells se mostró radicalmente en contra de otorgar un aprobado general, lo que a su juicio "sería injusto para muchos estudiantes que están matándose para acabar el curso en condiciones dignas". El titular de Universidades se mostró convencido de que los centros se mostrarán flexibles, y afirmó que su ministerio está estudiando fórmulas para permitir a algunos estudiantes que su matrícula no se encarezca al año que viene si no pueden aprobar este curso una asignatura por causa del coronavirus. Eso sí: para ello, en todo caso, tendrán que solicitarlo antes de hacer el examen, avisó.

El curso 2020-2021

Precisamente en relación al curso que viene, Castells abrió la puerta a que, en función de cómo evolucione la situación sanitaria, las medidas de distanciamiento provoquen que al menos una parte de la actividad tenga que seguir realizándose a través de internet. "El curso próximo puede incluso ser presencial, pero mi impresión subjetiva es que se volvería al curso en los plazos habituales y, a partir de ahí, podrían adoptarse medidas para frenar las posibilidades de contagio", aventuró el ministro, que apostó en varias ocasiones por una "enseñanza bimodal".

"Las universidades no estaban preparadas hace dos meses para una enseñanza online y lo han hecho, lo que parece difícil, cuando toca, o lo haces o te hundes", argumentó Castells, que aseguró que buena parte del trabajo de la universidad se hace ya a través de internet. "Ahora tenemos que iniciar una transición en la que todo lo que pueda ser presencial sea presencial, pero seamos capaces de" no parar la universidad si es necesario evitar las aglomeraciones, sostuvo.

En esta línea, Castells también abogó por dejar para el año que viene las prácticas no imprescindibles. Pero, en el caso de que el alumno las necesite para titularse, el ministro de Universidades se mostró favorable a dar por superadas "las que se hayan realizado en gran parte" y puedan acreditarse a través de una medida de evaluación virtual.

Tasas y becas

Menos concreción mostró Castells al ser preguntado por las tasas universitarias, si bien aseguró que siempre se ha mostrado favorable a reducir sus precios hasta los vigentes en el curso 2011-2012, cuando se produjo la "contrarreforma" que las encareció. Pero condicionó esta reducción a la aprobación de unos nuevos Presupuestos sin los cuales "no se puede hacer casi nada de lo prometido", así como a la evolución de la situación económica tras la pandemia.

En lo relativo a las becas, el ministro se limitó a señalar que se encuentra en conversaciones con la ministra Celáa para plnatear una propuesta conjunta, pero también apuntó que el aumento de las cuantías dependerá del Ministerio de Hacienda y, en general, de la situación económica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento