Cruz Roja Internacional entrega fondos documentales al Centro de la Memoria Histórica
El ministro de Cultura, César Antonio Molina (C), recibe los fondos del presidente del CICR, Jakob Kellenberger (D). Lukasz Michalak/ICAL

El ministro de Cultura, César Antonio Molina, destacó el "valor incalculable" de los 300.000 nuevos documentos digitalizados que han sido donados por Cruz Roja Internacional al Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca.

El fondo consta de documentos que proceden de las seis secciones o bloques de los archivos que el Comité Internacional de la Cruz Roja, CICR, custodiado en Ginebra. El ministro explicó que son relativos "a la Guerra Civil española, al exilio y al internamiento de españoles en los campos de concentración durante la II Guerra Mundial".

Vendrán más y más legados y muchos más nuevos fondos

Además, recordó que "la mayor parte de los documentos fueron producidos en el transcurso de la contienda española por el denominado Servicio de España, un órgano del Comité Internacional, que tenía el objetivo de "proteger la vida y la dignidad de las víctimas de la guerra, así como de prestarles asistencia".

Molina indicó que  "vendrán más y más legados y muchos más nuevos fondos, que enriquecerán progresivamente este Centro Documental de la Memoria Histórica y lo convertirán no solo en una referencia internacional sino también en un centro ejemplar para afianzar los valores cívicos y democráticos".

"Recuperar la memoria cierra heridas"

Molina valoró que "recuperar la memoria cierra heridas", mientras que "la ausencia y el olvido las mantiene abiertas", por lo que abogó por "encarar el futuro con frentes limpios".

Por su parte el presidente de Cruz Roja Internacional, Jacob Kellenberger, opinó que "las heridas de las guerras se cierran muy difícilmente", pero sin embargo matizó que "olvidar la historia no es una opción".

"La memoria, lo más fiel posible, abre perspectivas más realistas para cerrar heridas y ayuda para que acontecimientos como éstos nunca más se repitan".