UPA Rioja pide más medidas para restablecer el equilibrio medioambiental

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de La Rioja (UPA Rioja) ha trasladado un escrito a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Mundo Rural, Territorio y Población, a la Consejería de Sostenibilidad y Transición Ecológica, a la Presidencia del Gobierno de La Rioja y a la Delegación del Gobierno solicitando más medidas para proteger la producción alimentaria.

En el texto, UPA recuerda que el estado de paralizó la actividad de caza en todo el territorio español y "según van pasado las semanas, la fauna silvestre (conejo, corzo, jabalí y lobo) campan a sus anchas por la tierra de nuestros agricultores, ocasionando daños irrecuperables en nuestros cultivos y rebaños".

"El pasado viernes 17, se nos convocó para informarnos de la autorización de caza por parte de los agentes forestales y guardas de cotos y, posteriormente, el lunes 20 se nos informó de la ampliación exclusiva para conejo a los agricultores que sean cazadores". Para UPA, esta norma, además de ser insuficiente, crea un agravio comparativo entre agricultores que pueden y agricultores que no pueden controlar la fauna de su explotación.

Así, "todas las organizaciones profesionales agrarias riojanas rechazamos la normativa por insuficiente y mal dimensionada. Igualmente, la Federación Riojana de Caza considera que no es compatible la actividad de los guardas de caza con cazar en sus cotos, y la medida puede vulnerar la legalidad".

En la carta, UPA también insiste en que "se pierde la ocasión de dialogar con los afectados y se improvisan medidas condenadas al fracaso. Igualmente, se crea una situación atípica de inferioridad de medidas respecto a la misma situación en comunidades autónomas vecinas".

"Desde UPA venimos observando que en otras comunidades autónomas sí está permitido que los socios de los cotos puedan cazar. Por ejemplo, En Aragón se aprobó el lunes 20 una orden que reconoce la caza como una actividad esencial y no meramente deportiva".

En La Rioja la permisividad es muy distinta y son muchos los agricultores que se ponen en contacto con UPA para manifestar lo escasa que resulta la orden en esta región, ya que hay municipios con hectáreas y hectáreas arrasadas.

Por todo ello, UPA pide a todos los organismos administrativos involucrados en la materia que sean conscientes del problema real que tienen los agricultores y sean firmes, determinantes y considerados a la hora interpretar el estado de alarma como están haciendo en otras comunidades vecinas, más aún cuando la actividad agropecuaria se ha considerado esencial durante el periodo de alarma por su faceta productora de abastecer a la cadena agroalimentaria.

La acción mecánica destructora continua, progresiva y creciente de la fauna silvestre está amenazando la producción alimentaria, por lo que se tiene que actuar con contundencia con carácter inmediato para el control del excedente poblacional, abriendo todas las posibilidades existentes para restablecer el equilibrio medioambiental, incluyendo la caza nocturna de conejo, atendiendo las sugerencias de los propios guardas de los cotos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento