Pugna por la alcaldía de Badalona tras la dimisión de Álex Pastor por conducir ebrio y agredir a un mosso

El alcalde de Badalona, el socialista Álex Pastor, en una imagen de archivo.
El alcalde de Badalona, el socialista Álex Pastor, en una imagen de archivo.
David Zorrakino - Europa Press - Archivo

Nueva sacudida en la política municipal de Badalona provocada por la dimisión del hasta este miércoles alcalde socialista Àlex Pastor tras ser detenido por saltarse el confinamiento, conducir ebrio, desacato a la autoridad y posible agresión a los agentes de los Mossos. Aún en comisaría, donde estuvo hasta el mediodía, Pastor firmó una carta en que se disculpaba y alegaba que su labor al frente del consistorio ha afectado a su "salud" y "estado emocional", al punto de llevarle a "hacer cosas" de las que se "arrepiente".

Una vez conocido el incidente las consecuencias políticas se precipitaron, y la primera fue que el PSC le suspendió de militancia y le pidió que dejara sus cargos públicos. En un comunicado, el PSC afirmaba que "con independencia de la valoración positiva que nos merece su gestión al frente del Ayuntamiento de Badalona, consideramos que los hechos acontecidos son incompatibles con la militancia socialista y el ejercicio de cualquier cargo público".  

Minutos más tarde, ya de madrugada, el exalcalde de Badalona y líder de la lista más votada Xavier García Albiol (PPC) anunció su disposición formar gobierno. Y la exalcaldesa de Badalona Dolors Sabater (Guanyem Badalona en Comú) planteó liderar un gobierno local "de concentración". 

Ya por la mañana la alcaldesa accidental de Badalona, Aïda Llauradó, inició la ronda de contactos con las formaciones políticas con representación en el Ayuntamiento de Badalona, unos contactos que continuarán este jueves y que abren el duelo entre los exalcaldes de la ciudad: Xavier García Albiol (PPC) y Dolors Sabater (Guayem). El PSC ya anunció que no presentará candidato. El pleno de investidura del nuevo alcalde o alcaldesa de Badalona será como máximo el 12 de mayo.

Tras los contactos y en rueda de prensa Xavier García Albiol urgió al conjunto de fuerzas políticas del ayuntamiento "dejarse de experimentos" y que le permitan gobernar como partido más votado en las últimas elecciones municipales. 

Albiol dejó entrever que "sus problemas (de Pastor) eran conocidos por todos" –en referencia a una posible adición del alcalde dimitido– y calificó de "kafkiano", "escarnio" y "auténtica vergüenza" el "episodio" que protagonizó Álex Pastor. Según Albiol, ello ha agravado la situación de "descrédito del gobierno municipal", por lo que abogó por un nuevo ejecutivo fuerte liderado por él mismo, que venció los comicios del 26M con 11 concejales, muy por encima de la segunda fuerza, la candidatura de Guanyem Badalona en Comú y ERC, que obtuvo siete ediles.

Por su parte Dolors Sabater, de Guanyem Badalona En Comú, hizo un llamamiento a las fuerzas progresistas municipales para hacer posible un gobierno de concentración liderado por ella. Sabater lanzó de nuevo el aviso de que la alternativa pasa por que el alcalde sea el popular García Albiol.

Se da la circunstancia que los dos candidatos a la alcaldía de Badalona, Sabater y Albiol, fueron en su día aliados y víctimas del dimitido alcalde Álex Pastor. Dolors Sabater fue alcaldesa el pasado mandato hasta que perdió una moción de censura que ganó Pastor con el apoyo de los diez concejales del PP, los tres del PSC y uno de Cs. Un pacto que suponía que tras las elecciones del 26M, Pastor debía haber apoyado la candidatura de García Albiol, pero un pacto de última hora con Sabater llevó al propio Pastor de nuevo a la alcaldía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento