Los niños de hasta 14 años podrán salir de casa para acompañar a sus padres a la compra a partir del próximo lunes

Una mujer con mascarilla junto a dos niños.
Una mujer con mascarilla junto a dos niños.
EFE
Los menores de 14 años podrán salir de casa  para acompañar a sus padres a partir del lunes que viene.

Los menores de hasta 14 años, y no 12 como se dijo en un principio, podrán salir de sus casas a partir del lunes 27 de abril, pero no para jugar o "pasear" en términos estrictos, sino para acompañar a sus padres a realizar las actividades que están permitidas en el confinamiento, es decir, salir a comprar o a una entidad bancaria. No obstate, el Gobierno no descarta que más adelante los menores puedan realizar otro tipo de actividades al aire libre, si así lo aconseja la evolución de la pandemia.

[ACTUALIZACIÓN. El Gobierno rectifica y permite ahora que los menores de 14 años puedan dar paseos.]

El Consejo de Ministros ha acordado este martes una modificación en las condiciones del confinamiento durante el estado de alarma para la nueva prórroga, hasta el 9 de mayo, que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, solicitará este miércoles al Congreso. 

Como se dijo hace unos días, se trata de aliviar la situación de los más pequeños, de los menores hasta los 14 años, aunque de momento en unas condiciones distintas a la que se habían imaginado. Sánchez anunció el sábado pasado que durante la tercera prórroga del estado de alarma -a la que espera que el Congreso dé luz verde este miércoles- iba a hacer un "alivio" en el confinamiento de los niños y niñas. Según dijo, podrían abandonar sus domicilios para tomar "aire fresco".

¿Te parece bien permitir a los menores de 14 años salir a la calle durante el estado de alarma?

Sin embargo, lo que ha aprobado el Consejo de Ministros este martes supone solamente que los menores de 14 años podrán abandonar sus domicilios a partir del lunes que viene, pero solo para acompañar a su madre o a su padre -o a la persona con la que viva y cuide de ellos- a realizar las actividades que están permitidos durante la cuarentena: es decir, salir a comprar alimentos a un supermercado, medicinas a una farmacia, acudir a una entidad bancaria o, incluso, a comprar tabaco a un estanco, establecimientos que también permanecen abiertos. De hecho, esto ya estaba permitido en el decreto de estado de alarma original, aunque solo en los casos de hogares monoparentales donde la salida de padre o de la madre supusiera que los menores a quedarse solos. Ahora, se generaliza a todos los  hogares.

Según ha explicado la portavoz del Gobierno, María Jesús  Montero, "a partir del 27 de abril, los menores de 14 años pueden acompañar a un adulto en actividades que permite el decreto de alarma, del desplazamiento para ir al supermercado, a la farmacia o a las entidades financieras". Según ha precisado la ministra, los adultos deberán ser personas con las que convivan con los menores.

Protección de los menores

De momento, lo acordado este martes por el Consejo de Ministro deja bastantes interrogantes. Algunos se espera que queden resueltos en la "guía" que Montero ha adelantado que están elaborando el vicepresidente de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, sobre los detalles concretos de esta primera apertura del confinamiento, para los menores de 14 años. 

Además de una guía que será "amena, intuitiva y sencilla", Sanidad terminará de perfilar la decisión que ha tomado el Consejo de Ministros con una serie de órdenes ministeriales que Montero ha adelantado este martes, donde por ejemplo, se precisará qué tipo de protección deberán tener los menores.

De momento, Montero ha insistido en las pautas generales de mantener la distancia social o medidas de higiene como lavarse las manos, especialmente importantes "porque los niños son vectores de contagio", ha recordado.

Según la portavoz, no parece probable que el Gobierno inste a los niños a llevar mascarillas. Montero ha dudado de que sea "eficiente" sobre todo en los niños y niñas más pequeños, puesto que es difícil que no la vayan a tocar o mover de su  sitio. "Pero que no se preocupen los padres y las madres", ha dicho Montero en alusión a la guía que publicará el Gobierno en os próximos días.

Varios hermanos, patinetes y bicicletas

En todo caso, de momento el Gobierno ha optado por no permitir todavía que los menores puedan salir a pasear por un parque con distancia social pero sí acompañar a sus padres a supermercados, mucho más poblados y que Sanidad ha identificado como focos de contagios.

En este punto, Montero ha negado riesgo de que pueda producirse aglomeración de personas en las tiendas. "Esperemos que no sea así" ha dicho antes de recordar que "en los supermercados hay mucho control para que no haya aglomeraciones, para que las entradas sean ordenadas y la distancia de seguridad se pueda guardar", ha dicho Montero. Además, la portavoz ha confiado en el "sentido común" de padres y madres para que los menores que les acompañen guarden la distancia de seguridad.

No es la única vez que Montero ha apelado al "sentido común" durante la rueda de prensa al términos del Consejo de Ministros en la que ha dado cuenta de una decisión, la de dejar salir a los niños a la calle, en la que este martes tampoco ha quedado claro si menores que sean hermanos pueden salir a la vez a la calle con uno de sus progenitores o si, aunque de momento no sea un paseo lúdico, los niños pueden llevar consigo patinetes o bicicletas.

De la misma manera, la decisión del Gobierno no fija -al menos, de momento- un tiempo máximo para las gestiones de los padres en las que ahora podrán acompañarles los menores. "Es un tiempo que no está tasado", ha dicho Montero, que ha dicho desconocer cómo se puede poner un "cronómetro" a actividades como comprar el periódico o una barra de pan.

Sin una pauta concreta de momento, Montero ha insistido en que "hay algo que no se puede sustituir" ni con la "guía" ni con las órdenes ministeriales que prepara Illa, que es "el sentido común" de los progenitores. La pauta este martes en Moncloa es que el uso de este tipo de vehículos "cuando hagan que [el menor] pueda perder la movilidad deberían ser muy limitado". "Por ejemplo, si en una bicicleta no se puede controlar su movimiento, no estaría aconsejado que se pueda utilizar", ha dicho Montero, que, sin precisar más, también ha apuntado que "no es igual la habilidad" de un menor de 13 años que de un niño de uno.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento