Cuatro ex ediles del Ayuntamiento de Marbella que pertenecieron al GIL se han conformado con la pena propuesta por la Fiscalía por delitos urbanísticos en relación a la concesión de licencias para la construcción de 250 viviendas a la empresa Algabamar II SL.

Uno de los abogados, Ernesto Osuna, ha explicado que la defensa ha pactado con el Ministerio Fiscal la pena de un año de prisión y diez de inhabilitación para el ex edil del consistorio marbellí Manuel Calle.

La pena acordada para el resto de los ex concejales, Alberto García Muñoz, Tomás Reñones, José Luis Fernández Garrosa, ha sido de nueve meses de prisión y de diez años de inhabilitación para ejercer como cargos públicos.

Juicio con retrasos

El juicio, celebrado en el Juzgado de lo Penal número 7 de la Audiencia Provincial de Málaga, ha tenido lugar tras la ausencia de algunos de los abogados o acusados durante el ejercicio de la vista oral que tuvo lugar el pasado día 22 de septiembre.

Por esta misma causa, el ex alcalde de Marbella, Julián Muñoz y cuatro ex concejales fueron condenados a un año de prisión y a diez de inhabilitación.

En el caso se ha enjuiciado la concesión de licencias para la construcción de 250 viviendas en unos terrenos calificados como rústicos y rústicos de control en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1968.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MARBELLA