El Gobierno baraja que las empresas mantengan el teletrabajo dos meses tras el fin de la alarma

La ministra de Trabajo, Yolanda Diaz, en el Congreso de los Diputados.
La ministra de Trabajo, Yolanda Diaz, en el Congreso de los Diputados.
MARISCAL / EFE
a ministra de Trabajo, Yolanda Diaz, en el Congreso de los Diputados.
MARISCAL / EFE

Salvo que la buena tendencia de los últimos días se rompa, la idea que tiene en mente el Gobierno es levantar el confinamiento paulatinamente a partir de mayo. Pero el Ejecutivo no quiere dar ningún paso en falso que pueda provocar un nuevo aumento de los casos de coronavirus. Y, por tanto, estudia exigir a las empresas que puedan hacerlo que mantengan a sus empleados trabajando en casa al menos dos meses después del fin del estado de alarma.

Así se plantea en un borrador de medidas adelantado por El Confidencial por el cual se establecería una prórroga hasta julio -tomando como referencia que el estado de alarma terminase el 9 de mayo- del carácter "preferente" del trabajo a distancia. No obstante, aún no está definida la fecha en la que, en su caso, se aprobaría este decreto, que además podría quedar en nada o sufrir cambios, dado su carácter de borrador. Fuentes del Ministerio de Trabajo rechazaron confirmar o desmentir que estas medidas vayan a discutirse en elConsejo de Ministros de este martes.

Según ese proyecto, los trabajadores con personas a cargo -menores, mayores o dependientes- también podrían seguir acogiéndose durante ese periodo a las medidas extraordinarias de flexibilización de su horario, por el cual han podido desde el inicio de la crisis acogerse a una reducción de hasta el 100%. Hasta el momento, la reducción de jornada conlleva una bajada proporcional de su salario, pese a que el Gobierno afirmó en primera instancia que aprobaría una ayuda para compensar parcialmente la bajada de ingresos.

Además de las medidas relativas al teletrabajo y las reducciones de jornada, el Gobierno también estudia ampliar la flexibilización de los ERTE que puso en marcha al inicio de la crisis sanitaria y que, en sus distintas modalidades, han afectado ya a cientos de miles de trabajadores y podrían terminar afectando a más de tres millones, según el Banco de España. En concreto, el Ejecutivo baraja ampliar la posibilidad de acogerse a ERTE por razones de fuerza mayor a las empresas de servicios esenciales, aunque solo para los puestos que, dentro de ellas, realicen labores no imprescindibles.

Con respecto a la posibilidad de ampliar los sectores que pueden acogerse a un ERTE, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, afirmó este lunes que el Ejecutivo tiene previsto estudiar esa opción. "Estaremos atentos a si [los ERTE] han tenido un comportamiento eficaz y a si hay algún sector que se pudiera beneficiar de su ampliación o su prolongación", señaló Montero.

Lo que es seguro que no se discutirá en el Consejo de Ministros de este martes es la ya anunciada renta mínima, que la Vicepresidencia de Derechos Sociales y el Ministerio deSeguridadSocial preparan a cuatro manos. Ambos departamentos están manteniendo reuniones estos días para ultimar los detalles de una ayuda que, según afirmó el domingo el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, podría estar sobre la mesa del Consejo de Ministros en "la segunda quincena de mayo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento