La consellera Budó dice que en una Cataluña independiente habría "menos muertos e infectados" por coronavirus

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó
La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó
GENERALITAT

El gobierno catalán y el president Quim Torrahan cuestionado desde el primer día la gestión del gobierno central sobre la pandemia del coronavirus. Y este lunes la consellera de la Presidencia, Meritxell Budó, ha puesto voz a las críticas asegurando que en una Cataluña independiente "no habría habido ni tantos muertos ni tantos infectados" por coronavirus, ya que la Generalitat, ha asegurado, habría decretado un confinamiento total "quince días antes". 

La consellera ha hecho esta afirmación en una entrevista a Ràdio 4 y lo ha reiterado más tarde en rueda de prensa telemática. Budó ha recordado que, desde el anuncio del estado de alarma, la Generalitat ha reclamado endurecer el confinamiento decretado por el Gobierno de Pedro Sánchez. 

"El confinamiento total lo habríamos decidido quince días antes y probablemente, habiéndonos avanzado estos quince días, los datos que tendríamos hoy serían muy diferentes", ha afirmado.

Unas declaraciones que han levantado las críticas de Cs, PSC y PP. El grupo de PSC-Units ha registrado una pregunta parlamentaria para saber "qué medidas hubiese tomado el Govern de Catalunya y cuándo" en el caso de que fuera un Estado independiente. 

Y el líder del PP catalán, Alejandro Fernández, ha publicado un tuit donde replica irónicamente: "Seguro que en las residencias de ancianos catalanas piensan igual...".

Por otra parte, Budó ha anunciado que la Generalitat prevé aprobar esta semana su plan de desconfinamiento basado en la propuesta del epidemiólogo Oriol Mitjà, que incluye la polémica propuesta del carné de inmunidad para la población que haya pasado la Covid-19.

Una medida que este lunes han puesto en cuarentena tanto la portavoz del Govern, Meritxell Budó, como la consellera de Salut, Alba Vergès, quien ha afirmado que "se requiere un cierto tiempo" para mantener un debate de esta índole, en el que entran en juego "criterios bioéticos" o la protección de datos de la ciudadanía.

Cautela ante el "pasaporte de inmunidad"

Budó se ha referido con cautela a la posibilidad de introducir un "pasaporte de inmunidad" para la población: "Aún no lo hemos decidido", ha afirmado la consellera, que ha subrayado que el Govern todavía no ha aprobado "ningún plan de desconfinamiento" y todo lo que hay por ahora son "propuestas".

"Yo en esos momentos prefiero no valorar este pasaporte inmunitario, pero sí que, de alguna manera, tendremos que saber quién ha pasado y quién no ha pasado la enfermedad. Será muy importante tener presente la radiografía de la sociedad a la hora llevar a cabo el desconfinamiento", ha remarcado.

Y ha añadido: "No sé si será a través de un pasaporte o con otro tipo de herramienta, en este momento lo desconozco. Es una propuesta que en otros países también han estudiado. En estos momentos prefiero ser prudente a la hora de afirmar si será de una manera u otra".

Uso de aplicaciones de móvil

La propuesta de Mitjà también apuesta por aplicaciones de móvil para monitorizar casos y contactos y "recolectar datos de movilidad a través del GPS" y de contactos "a través de Bluetooth".

Budó ha puntualizado que el Govern "en ningún momento" se ha planteado "rastrear los móviles", pero sí le "consta que por parte del Gobierno del Estado español algún anuncio en este sentido han hecho".

La consellera ha dicho ser consciente de que "quien tiene la decisión final" sobre el desconfinamiento es el Gobierno de Pedro Sánchez, pero ha sostenido que la Generalitat debe "hacer propuestas" porque es "quien mejor conoce" la realidad de Cataluña.

Así, según Budó, el Estado debería "dejar al gobierno de Cataluña y también a los municipios, que serán un pieza importantísima, decidir cómo pueden salir los niños".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento