El transbordador espacial 'Discovery' logra aterrizar en California sin problemas

Desde 2003 la NASA no había realizado una misión similar. A las 14.13 del martes, como estaba previsto, la nave tocó tierra en la base Edwards, en California. El aterrizaje en Florida había sido suspendido por el mal tiempo.
La nave Discovery en el momento de tocar la Tierra (NASA TV)
La nave Discovery en el momento de tocar la Tierra (NASA TV)
NASA TV

El transbordador encendió los motores a las 13.06 hora peninsular española del martes e inició, a 26.000 km/h. la maniobra que le sacó de su órbita a 220 kilómetros de la Tierra para aterrizar, tras descender a velocidades supersónicas durante miles de kilómetros sobre el Pacífico, y poner fin a una misión de 15 días.

Mal tiempo en Florida

El jefe del control en tierra del aterrizaje del 'Discovery', LeRoy Cain, decía a primera hora: "Las cosas no tienen muy buena pinta para el primer intento de hoy", refiriéndose a las condiciones meteorológicas sobre la pista de aterrizaje del Centro Espacial Kennedy de la NASA, en Florida. Tampoco para el segundo intento. La nave tuvo que aterrizar en California, donde no brillaba el sol (era de noche) pero hacía buen tiempo.

La nave gozaba de cuatro oportunidades para tomar tierra, dos en Florida (11.09 y 12.43 -descartadas-), y otras dos en la Base Edwards en California (a las 14.13) incluso en la pista de White Sands, en Nuevo México (a las 15.48 horas).

Los astronautas contaban con provisiones para mantenerse en el espacio hasta este  miércoles. Todas las maniobras se pudieron seguir en directoen NASA TV.

Cambio de destino por las nubes

"Ya habíamos pensando en Edwards", dijo la comandante Eileen Collins, a bordo de la nave, refiriéndose a la posiblidad de aterrizar en dicha base aérea californiana, donde el tiempo es soleado y apacible.

La escasa visibilidad o las condiciones meteorológicas, que no serían inconveniente mayor para un avión -que tiene motores y puede permanecer en vuelo o cambiar de rumbo hacia otro aeropuerto- vedan el retorno para una nave que no podrá desviarse de su rumbo.

"Entendemos lo inestable que es el tiempo en Florida, no nos sorprende. Daremos una vuelta más" había indicado esta astronauta ante el primer aplazamiento a los técnicos de la sala de control. "Os agradecemos la paciencia y el buen humor ahí arriba", respondió LeRoy Cain, el jefe en tierra.

Sala de control del aterrizaje
del 'Discovery' esta mañana (NASA TV)

La decisión indicaba la preocupación de la NASA por la seguridad de los astronautas y de la nave, que cumple su trigésima misión espacial.

La NASA prefiere no realizar los aterrizajes en California por el costo y las complicaciones logísticas del traslado posterior del transbordador a Florida, ya que es necesario transportar la nave espacial encima de un avión Boeing 747 especialmente modificado.

Aterrizaje simbólico

El aterrizaje del transbordador está cargado de significado para la Administración Espacial Estadounidense, dado que es la primera misión de este tipo desde el accidente del Columbia en 2003, en el que murieron siete astronautas.

Además, el 'Discovery' no ha vivido una misión tranquila. El lanzamiento fue postpuesto por cuestiones técnicas. El despegue fue accidentado: se desprendieron, como ocurriera con el Columbia, trozos de aislante. Estó forzó una reparación de emergencia en pleno vuelo, un hecho sin precedentes en la historia espacial.

Aunque los expertos y los astronautas insisían en que la nave está "en plena forma" y que la pérdida de aislante no entraña riesgos para el aterrizaje, la expectación ante la posibilidad de un nuevo accidente era evidente.

El aplazamiento del aterrizaje del lunes fue una vuelta de tuerca más en la espiral de tensión y nervios que  la NASA se esfuerza en minimizar. Es probable que, tras la vuelta del 'Discovery', la historia de los vuelos con transbordadores escriba su último capítulo. Ya se empiezan a barajar modelos alternativos de nave, tipo cohete: a la antigua usanza.

Despertarse con los Beatles

El control del transbordador espacial "Discovery" despertó hoy a sus tripulantes con una canción de los Beatles al iniciar el último día de su dramática misión.

La canción elegida fue Good Morning Sunshine (Buenos días, rayos de sol), dijo un portavoz oficial en el Centro Espacial de la NASA en Houston, (Texas).

Los siete tripulantes fueron despertados a las 02.39 hora peninsular española y de inmediato comenzaron a realizar las últimas maniobras para el descenso, dijo el portavoz de la NASA.

NOTICIAS RELACIONADAS
Mostrar comentarios

Códigos Descuento