¿Son efectivos los suplementos para aliviar el dolor menstrual?

  • Un tercio de las mujeres sufren dismenorrea o dolores menstruales. 
  • Está demostrado que evitar tabaco, alcohol y excitantes, hacer ejercicio y descansar ayuda,
  • Algunos estudios sugieren que tomar omega-3, magnesio o algunas vitaminas ayudan a prevenirlos. 
Dolor menstrual
Un tercio de las mujeres en edad fertil padecen dolor menstrual con regularidad.
GTRES

El dolor menstrual -conocido como dismenorrea- es algo con lo que un tercio de las mujeres en edad reproductiva tiene que convivir una vez al mes. Muchas tienen asumido que así sea y se resignan sin más. Sin embargo, aunque es cierto que, por lo general, el dolor menstrual no suele conllevar problemas graves de salud, se puede combatir con algo más que el típico ibuprofeno sin receta al que recurren gran parte de las mujeres y que los ginecólogos suelen recomendar sin mayores problemas.

Además de ciertas recomendaciones que está demostrado científicamente que funcionan, como evitar fumar, el alcohol, no tomar excitantes, hacer ejercicio o descansar lo suficiente, hay estudios que apuntan que la ingesta de ciertos nutrientes de manera regular puede ayudar a que las amenorreas sean menos frecuentes e intensas. Estos son algunos de ellos. 

Magnesio

El magnesio puede ser útil tanto para evitar o aliviar el dolor menstrual como para prevenir el síndrome premenstrual, sobre todo en lo que se refiere a la retención de líquidos, que agudiza las molestias, así como a los dolores de cabeza que a veces van asociados a la menstruación. Además, este mineral ayuda a reducir el estrés, la ansiedad y el nerviosismo, que contribuyen a empeorar los síntomas. Para no tener déficit de magnesio sin tomar suplementos, se pueden tomar alimentos ricos en este, como los frutos secos hasta alcanzar la dosis de 500 a 1000 mg diarios recomendados.

Vitamina B-6

Algunas investigaciones sugieren que ingesta diaria de vitamina B6 podría aumentar los niveles de progesterona y atenuar los periodos dolorosos y las molestias producidas por el síndrome premenstrual, sobre todo si se combina con el magnesio.

Aceite de onagra o borraja

Estos dos aceites, sobre todo el de onagra, han sido recomendados durante años por los ginecólogos para regular el ciclo menstrual y reducir las molestias asociados a él, tanto durante la ovulación, como el síndrome premenstrual y la dismenorrea. Son eficaces porque contienen Omega-6 y ácido gammalinolénico (GLA), con propiedades antiinflamatorias. Hay que tomarlo con precaución, sobre todo si se consumen otros medicamentos, pues puede interactuar con algunos, como los anticoagulantes.  

Vitamina E

Esta vitamina bloquea el aumento de los niveles de prostaglandina, una sustancia espasmódica que aumenta la intensidad de la contracción del útero y, por lo tanto, pueden producir o incrementar el dolor menstrual. Según un estudio de la Universidad Tarbiat Modarres de Irán, tomar un suplemento de vitamina E dos días antes de la menstruación y durante esta, contribuye a reducir el dolor.

Vitamina B-1

La ingesta de vitamina B-1, también conocida como tiamina- ayuda a prevenir y tratar la carencia de magnesio. Además, su ingesta puede ayudar a reducir el dolor menstrual en mujeres adolescentes y jóvenes, según afirma la Natural Medicines Comprehensive Database, base de datos estadounidenses que clasifica la eficacia de determinados componentes en función de la evidencia científica.

Omega 3

Uno de los suplementos alimenticios estrella también puede resultar útiles para prevenir los dolores menstruales. Al igual que ocurre con el omega-6, este aceite esencial tiene un efecto antiinflamatorio que mejoraría los síntomas asociados a la menstruación, como el dolor abdominal y de mamas, además del estado anímico. Consumiendo el pescado azul suficiente, no necesitaríamos tomar suplementos.

Otros suplementos

Hay otras sustancias que, tomadas con regularidad, también podrían reducir los dolores menstruales, como el extracto de azafrán, que es antiespasmódico; el Vitex Agnus Castus, que ayuda a regular los niveles de estrógenos aliviando así las molestias menstruales; o los preparados a base de manzanilla y jengibre, antiespasmódicos y antiinflamatorios. 

Aunque existen multitud de estudios que aseguran que son eficaces, también hay otros que apuntan a que no hay evidencias científicas suficientes, por tanto, antes de tomar cualquiera de ellos, se recomienda consultar siempre la ginecólogo y seguir las recomendaciones de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AECOSAN) sobre el uso responsable de esos productos en su Decálogo para el consumo responsable de los complementos alimenticios. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento