El príncipe Harry y Meghan Markle ya están en Los Ángeles... trabajando como voluntarios contra el coronavirus

Los duques de Sussex, el príncipe Harry y Meghan Markle, en Bath, Reino Unido, en abril de 2018.
El príncipe Harry y Meghan Markle, en Bath, Reino Unido, en abril de 2018.
NEIL MUNNS / EFE

Ya lo dijeron cuando el Sussexit: ellos se iban para empezar una nueva vida. Y esa nueva vida se iba a apoyar, y mucho, en dar más que en recibir. Querían ayudar al prójimo al por mayor, ser más solidarios si podían, participar en asociaciones benéficas. Y llevan muy poco en Los Ángeles... y ya lo han cumplido.

El príncipe Harry y Meghan Markle han sido captados por unas imágenes de seguridad a las que ha tenido acceso el canal TMZ. Pero sus intenciones, obviamente, no son belicosas, sino todo lo contrario: luchar contra el coronavirus.

¿Cómo lo están haciendo? Pues distribuyendo comida a domicilio con el proyecto Project Angel Food, una ONG local de la gran urbe californiana. Ahora mismo se están centrando en la zona de West Hollywood, que es donde la cámaras les han grabado.

El proyecto, parecido uno para los que la cantante Rihanna ha donado varios millones de dólares, se encarga de repartir alimentos entre las familias que tengan uno de los miembros sufriendo una enfermedad grave o que carezcan de recursos económicos debido al aislamiento y la crisis por el Covid-19.

No hay que olvidar que, debido a la pandemia, la economía de Estados Unidos se ha resentido enormemente, sumándose casi 22 millones de personas pidiendo la prestación por desempleo, cifras que dan a entender que todas las medidas que se tomaron tras la anterior crisis han quedado en agua de borrajas.

En la ciudad natal de Meghan Markle, tanto ella como su marido están repartiendo las bolsas azules puerta por puerta para aliviar la carga de los transportistas, como han declarado desde la empresa.

Amén de la ropa cómoda, ella viste una gorra del mismo color empresarial y una mascarilla, mientras que, si bien el hermano del príncipe Guillermo también luce una gorra (aunque de un tono más oscuro en su caso), la boca y la nariz se la tapa con una braga azul al cuello que le emboza medio rostro.

Se mueven gracias a un utilitario negro y, por lo que se puede observar en las imágenes, no llevan seguridad o, al menos, esta no es visible, para no llamar en exceso la atención. Aunque ambos están concienciados para no tocar ninguna superficie, solo Meghan lleva un guante puesto en la mano derecha.

Según el portal, los duques de Sussex solo visitaron casas de esa comunidad habitadas por familias que tuviesen a su cargo personas con discapacidades o necesidades especiales.

"Meghan Markle conocía esta ONG porque ella creció en esta zona y siempre se había sentido inspirada por nuestra labor. De hecho, fue su madre, Doria Ragland, una de las voluntarias que más colaboran con Project Angel Food, quien les avisó de que necesitábamos toda la ayuda extra posible en estos tiempos tan difíciles", afirmó Richad Ayoub, director de la ONG.

"Fueron ellos mismos quienes nos dijeron que habían escuchado que nuestros repartidores estaban desbordados por el trabajo y que por eso querían colaborar de manera voluntaria conduciendo algunos de nuestros coches que utilizamos para el reparto", continuó.

Tanto Harry como Meghan, además, están participando en varios vídeos que se están difundiendo para hablar sobre la necesidad de quedarse en casa: el príncipe, por ejemplo, habló con los padres de niños y niñas afectados por la pandemia. Además, ambos han donado 112.000 dólares (unos 103.000 euros) para ayudar a los repartos de comida en Reino Unido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento