Cruz Roja canalizará ayudas que Junta destinará a necesitados de alimentos, limpieza o vestido y calzado

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha firmado un protocolo de colaboración con Cruz Roja con el objetivo de atender situaciones de pobreza económica derivadas de la crisis sanitario del COVID-19. Para ello, se concederán a través de esta entidad ayudas económicas destinadas a adquirir bienes o servicios de primera necesidad como alimentos básicos; elementos de limpieza y aseo personal; vestido o calzado, y por otra parte sufragar gastos relacionados con necesidades de salud consecuencia de la crisis.

Según ha informado en nota de prensa el Gobierno regional, los beneficiarios de estas ayudas económicas podrán ser las unidades familiares que residan en la región, se encuentren en situación de necesidad y no dispongan de ingresos suficientes para atender necesidades básicas.

Según ha manifestado la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, durante la videoconferencia que ha mantenido con el presidente regional de Cruz Roja, Jesús Esteban, el Ejecutivo autonómico "cree necesario reforzar la protección económica de estas personas aunando esfuerzos.

"Este protocolo llegará a familias de nuestra Comunidad Autónoma donde la Atención Primaria de Servicios Sociales serán claves para que a través de informes a Cruz Roja se tramiten de forma rápida ayudas de esta entidad social", ha valorado Sánchez, que también ha destacado la labor de los voluntarios y voluntarias de la entidad, y "la generosidad de la financiación de Cruz Roja para que estas donaciones lleguen al máximo número de personas de nuestra región".

Por su parte, el presidente regional de Cruz Roja, Jesús Esteban, ha manifestado "su satisfacción por la colaboración de la Administración regional con las entidades sociales y la sociedad civil para dar respuesta de forma rápida a los problemas de los más vulnerables".

PLAN REGIONAL CONTRA LA POBREZA ENERGÉTICA

Por otro lado, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha renovado el V convenio de colaboración con Cruz Roja para el desarrollo del Plan Regional contra la Pobreza Energética en el año 2020.

La firma del convenio incluye la ayuda económica de 150 euros, cuando lo prescriba el trabajador social o trabajadora social de Atención Primaria. También contempla la incorporación de las Ayudas de Emergencia Social para prevenir cortes de suministros energéticos.

Este acuerdo, según la consejera, tiene aplicación durante todo el año hasta diciembre de 2020 y que fue pionero en toda España para ayudar a las personas y familias que tuviesen problemas de pago de suministros energéticos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento