Así son las máquinas de Mondragón que están ya en Vizcaya para fabricar 60 millones de mascarillas en seis meses

Así son las máquinas que fabricarán 10 millones de mascarillas al mes.
Así son las máquinas que fabricarán 10 millones de mascarillas al mes.
Ministerio de Defensa
Tres máquinas construidas en tiempo récord desde China capaces de fabricar unas 300.000 mascarillas al día.

Este lunes han llegado a Vizcaya tres máquinas fabricadas en tiempo récord por la empresa vasca Mondragón Assembly, parte de Corporación Mondragón, cuyo fin es hace frente a los problemas de suministro de mascarillas, tan requeridas en el contexto de la pandemia de coronavirus que vive el mundo y cuya compra ha desatado auténticas competiciones entre países e incluso regiones. En total, estas nuevas máquinas podrían multiplicar por diez la producción de mascarillas en España.

La llegada de las máquinas es un paso mas en una iniciativa conjunta del Ministerio de Industria, el Ministerio de Defensa y la Corporación Mondragón que tiene como objetivo reducir la dependencia de España del mercado exterior. En total, estas máquinas podrán producir hasta 10 millones de mascarillas mensuales durante al menos seis meses, que se sumarán a las 300.000 semanales que ya fabrican otras empresas españolas, como Sibol, que también trabaja con el Ministerio de Industria para aumentar exponencialmente su producción. Tras ese plazo, Bexen continuará con la producción de mascarillas como otra línea más de su actividad.

Un largo viaje

El punto de partida de este proceso tuvo lugar el pasado 13 de marzo, cuando la Agencia Española del Medicamento contactó con Corporación Mondragón para trasladarles la propuesta. Una de las firmas del grupo, Mondragón Assembly, comenzó a diseñar y montar las máquinas en un polígono industrial de la ciudad china de Kunshan, en el que posee una planta.

Una vez comprobado su correcto funcionamiento, este jueves comenzó el traslado a España, para lo que tuvieron que ser desmontadas de nuevo. Junto a ellas viaja un grupo de operarios chinos que ya conocen el funcionamiento de las máquinas, para asegurarse de que el ensamblaje se realiza de la forma correcta.

El traslado, por su parte, ha corrido a cargo del operador logístico habitual del Ministerio de Defensa, y ha sido coordinado por el Mando Componene Aéreo del Ejército del Aire de la Operación Balmis. Si bien estaba inicialmente previsto que la maquinaria fuera trasladada en aviones del Ejército Español, finalmente ha sido transportada por un avión Ilyushin-76, una aeronave de transporte pesado de cuatro motores diseñada en la Unión Soviética para cargamentos de gran tonelaje, con tripulación no española.

Las máquinas fueron recibidas finalmente en la base aérea de Torrejón de Ardoz en Madrid a las 7:00 horas del pasado viernes por el Ministerio de Defensa. Desde allí, tres de ellas han sido destinadas a la planta del grupo Mondragón en Markina-Xemein (Vizcaya), a donde han llegado este lunes, hasta que las plantas del fabricante de material hospitalario Bexen Medical sean ampliadas a finales de este año y puedan acogerlas. La cuarta quedará en manos del Ministerio de Defensa, que la instalará en Burgos.

Para ser ensambladas, se han acondicionado estancias completamente esterilizadas, un requisito en la fabricación de este producto.

Una vez que estén listas para funcionar, trabajarán a pleno rendimiento: Con cuatro turnos, estarán en marcha 24 horas al día, lo que les permitirá fabricar unas 834.000 mascarillas de tipo 'R2' (de tres capas) cada una de manera semanal. Según ha estimado Bexen, se espera que estén montadas y revisadas durante esta semana y puedan empezar la construcción a mediados o finales de la próxima semana.

Una inversión de 1,2 millones de euros

Cada una de estas máquinas cuesta 400.000 euros, con lo que la firma ha tenido que realizar una inversión total de 1,2 millones de euros a cargo de Oiarso, mientras que la cuarta corre a cargo del Estado. Además, el encargo creará entre 20 y 25 empleos en Euskadi.

Con todo, Mondragón no ha querido revelar aún más detalles sobre el encargo, limitándose a señalar que "toda la plantilla está al cien por cien, organizando el pedido y el montaje".

Al respecto, la ministra de Industria, Reyes Maroto, ha alabado el esfuerzo de la industria vasca en pos de lograr que España pueda autoabastecerse de este bien tan necesario en estos momentos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento