Dinamarca reabre las escuelas con polémica y desde el lunes funcionarán peluquerías y pequeños comercios

Un niño con una bandera de Dinamarca.
Un niño con una bandera de Dinamarca.
EFE

Las guarderías y escuelas danesas continúan la reapertura gradual iniciada esta semana después de un mes de cierre por la pandemia de coronavirus, dentro de una primera fase de normalización de la sociedad, una medida que ha generado algunas críticas por su premura y por algunos problemas de comunicación de las autoridades.

La medida, anunciada antes de Semana Santa por el Gobierno debido a la buena evolución de la lucha contra la pandemia de la COVID-19, se implantará de forma gradual y con muchas limitaciones por higiene y seguridad, lo que ha hecho que apenas la mitad de los municipios abrieran sus centros el primer día y que la incorporación sea lenta, sobre todo en Copenhague.

Cientos de padres se han unido en un grupo en la red social Facebook bautizado "Mi hijo no va a ser un conejillo de Indias por la COVID-19", en oposición a lo que creen una medida precipitada.

"Tengo la sensación de que los niños son cobayas, no sabemos mucho del virus, se desarrolla todo el tiempo de forma negativa, por eso es una locura enviar primero a los más pequeños, que no pueden comprender las normas", declaró a medios daneses la fundadora del grupo, Sandra Andersen, madre de dos niñas de 5 y 9 años.

"Tengo la sensación de que los niños son cobayas, no sabemos mucho del virus"

Andersen considera que el Gobierno se ha metido "un gol en propia puerta" con esta medida y que enviar a los niños no es seguro, por lo que los suyos se quedarán en casa, una decisión por la que no han optado sin embargo la mayoría de padres.

Entrega de niños de forma escalonada

"Pienso que ha sido difícil, porque nos hemos preguntado si hacíamos lo correcto enviando a nuestros hijos a la escuela. Pero las autoridades lo han meditado mucho, así que estamos de acuerdo", dijo a Efe Julia Visan Bahn, cuya hija Anna, de 9 años, reinició hoy las clases de cuarto de primaria en la escuela de Øster Farimagsgade en Copenhague.

Esta céntrica escuela de la capital, que como el resto solo ha reabierto para alumnos de hasta quinto grado, ha introducido una entrega escalonada de los niños por tramos horarios para evitar aglomeraciones y los padres tienen que despedirse de ellos a las puertas del edificio.

Higiene constante

Las autoridades sanitarias obligan también a que niños, pedagogos y profesores se laven las manos como mínimo cada dos horas, y se desinfectarán dos veces al día juguetes y puntos de contacto.

Los alumnos serán divididos en grupos pequeños manteniendo la distancia de seguridad y la actividad se desarrollará en el exterior tanto tiempo como sea posible.

"Yo estoy satisfecha con las medidas, aunque no podemos entrar para ver cómo lo hacen. Lo que nos han dicho suena bien pensado y realizado. Además, confío en los profesores y en el sistema", asegura Visan Bahn, quien elogia el contacto casi diario de la escuela con los padres en los días previos.

Durante esta semana, muchos centros como el de Øster Farimagsgade no harán una jornada lectiva normal, sino reducida y centrada en que los niños adquieran rutinas de higiene y de distancia social.

Confusión en los mensajes de las autoridades

"Es cierto que ha habido un poco de confusión. El ministro de Sanidad dijo primero que si los niños tenían familiares en casa con coronavirus no podían venir, luego que sí si se aislaban, también hubo confusión con lo de los metros de distancia... Al final enviaron un mensaje claro y pidieron perdón. Ahora estamos convencidos de que es seguro enviar a los niños", explica Visan Bahn. La reapertura gradual de guarderías y colegios entra dentro de una primera fase de normalización en Dinamarca, país donde no hay confinamiento pero sí medidas de distanciamiento social que han sido prolongadas hasta principios de mayo.

Apertura de peluquerías y otros comercios

Por su parte, el Gobierno danés ha anunciado este viernes un acuerdo con el resto de partidos con representación parlamentaria para abrir a partir del lunes algunos pequeños comercios como peluquerías y autoescuelas. También otros pequeños comercios como clínicas de fisioterapia y "ciertas profesiones liberales".

Los tribunales abrirán de nuevo el día 27 y se espera que puedan ocuparse ya del 75 % de los casos, según la Dirección General de Justicia. Y las agencias estatales encargadas de tratar asuntos familiares y adopciones volverán a funcionar, así como los servicios penitenciarios reanudarán la actividad de cumplimiento de penas y se abrirán parcialmente los laboratorios de investigación a investigadores y estudiantes de postdoctorado.

Todos los partidos continuarán negociando la próxima semana con vistas a una segunda fase de apertura en mayo, consta en el acuerdo. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento