¿Me pueden sancionar por descargar películas piratas en mi casa?

Aunque no haya que pagar para acceder a ellos, lo cierto es que en muchas ocasiones les das datos personales, por lo que se pone en riesgo la privacidad. Lo mejor es que te leas bien las condiciones antes de descargar nada y que ante cualquier cosa que no te guste no des los permisos.
Dispositivo móvil. 
Pixabay/Pexels

Películas, libros, series, canciones... Lo cierto es que desde que comenzó el acceso generalizado a Internet son muchas las webs y plataformas que ofrecen contenidos gratuitos para ver online o descargar de forma pirata, es decir, sin respetar el derecho a la propiedad intelectual de los autores.

Con el aumento de las plataformas de contenido a la carta a un precio barato como, por ejemplo, Spotify, HBO o Netflix, esta práctica se ha reducido, sin embargo, sigue siendo algo muy habitual echar mano de las webs de contenido pirateado. 

¿Pueden multar por descargas piratas? 

Aunque esta práctica es ilegal también por parte del usuario que descarga películas, series o libros, no se persigue en casi ningún caso a los propios usuarios por la dificultad a la hora de aplicar la ley. 

La legislación se centra más en perseguir a los que crean, distribuyen, ponen a disposición de los usuarios y se lucran con las webs de descarga y visualización de contenidos ilegales. 

El Artículo 270 del Código Penal establece que es sujeto de sanción "el que, con ánimo de obtener un beneficio económico directo o indirecto y en perjuicio de tercero, reproduzca, plagie, distribuya, comunique públicamente o de cualquier otro modo explote económicamente, en todo o en parte, una obra o prestación literaria, artística o científica, o su transformación, interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de soporte o comunicada a través de cualquier medio, sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios". 

Este delito podrá ser castigado con penas de prisión de entre seis meses a cuatro años y una multa de entre doce a veinticuatro meses. 

Esta legislación  hace difícil probar que un usuario está cometiendo el delito de descarga ilegal en un ámbito privado, tal como explica la web de expertos en el ámbito jurídico Virginia Peña Advocats. Es por ello que en España se han dado pocos casos en los que un usuario haya sido multado por ello. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento