El político benidormí, Miguel Barceló, de 84 años ha renunciado a su escaño en la Cámara Alta, tras siete legislaturas, para cedérselo a su nieto .

Tiene 30 años, es el presidente de Nuevas Generaciones de Benidorm y estaba de reserva en la lista del PP de en las pasadas elecciones.

Barceló es suegro del ex ministro de Trabajo y presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana. Fue su mentor antes de que se hiciera con la Alcaldía de Benidorm y aunque anunció su retirada en 1995 (cuando su hija optaba a la presidencia del PP en Benidorm) no la ha hecho efectiva hasta ahora.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ALICANTE