Celaá apuesta por que el aprobado sea "la regla general" y la repetición, "la excepción" este curso escolar

  • La ministra de Educación dice que la repetición de curso "nada tendrá que ver" con el coronavirus.
  • Discute con los consejeros de Educación autonómicos cómo poner fin al año escolar.
La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá
La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá.
Ricardo Rubio - Europa Press
La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha asegurado este miércoles en el Pleno del Congreso que no va a presionar a Sanidad para que abrir los colegios y ha afirmado que en la evaluación de este curso escolar "la repetición" va a ser una "excepción" y no tendrá "nada que ver con las causas del coronavirus".
Europa Press

Conseguir que el coronavirus no provoque la repetición de alumnos este curso. Ese es el objetivo de la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, que ha asegurado este miércoles que esa repetición será la "excepción" y que la Covid-19 no tendrá "nada que ver".

En la sesión de control al Gobierno que ha tenido lugar en el Congreso de los Diputados, Celaá ha afirmado que quiere propiciar un "gran acuerdo que proporcione certidumbre a las familias en un momento de incertidumbre, y que permita atravesar el fin del curso 19-20 apoyándonos también en el 20-21 para resolver, siendo la promoción la regla general y la repetición, la excepción".

Celaá también ha precisado que la apertura de los colegios "no depende de Educación sino del Ministerio de Sanidad" que es "la autoridad máxima" en este momento y, por lo tanto, ha indicado que cuando les informen de que existen las condiciones para reabrir, lo harán "muy gustosamente".

La diputada del PP Sandra Moneo, que ha preguntado sobre "cuándo piensa reanudar las clases presenciales", ha insistido en que Celaá puede "presionar" para que los alumnos vuelvan cuanto antes a las aulas, unas declaraciones por las que la ministra la ha tachado de "irresponsable". "La deducción, el corolario de su intervención es su irresponsabilidad, ¿Considera acaso que presionar al ministro de Sanidad para que abran las escuelas puede llevarnos a una solución? Está equivocada", ha subrayado la socialista.

Preguntada sobre la brecha digital que impide que algunos alumnos sigan el curso desde sus casas, la ministra ha asegurado que están "preocupados" pero que esta brecha está detrás de otra, "una brecha social" que "no es tan fácil de resolver, que no se resuelve en 24 horas", pero ha asegurado que, en cualquier caso, están trabajando con todas las administraciones educativas "coordinadamente".

La ministra se encuentra ahora en una reunión telemática con los consejeros autonómicos de Educación para abordar la posibilidad del regreso a las aulas antes de que finalice el curso, en el mes de junio. Deben decidir también cómo evaluar a los más de ocho millones de estudiantes de enseñanzas no universitarias que permanecen confinados en casa.

La semana pasada, el Consejo Escolar del Estado, el máximo órgano consultivo en materia educativa, aconsejó que se evaluara lo impartido en clase y de forma telemática, aunque siempre según las circunstancias de cada alumno para que ninguno se vea perjudicado por la brecha digital, que afecta en nuestro país al 14% de los hogares con menores. Además desaconsejó el aprobado general como se ha hecho en Italia y pidió que se evitaran las repeticiones de curso en términos generales. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento