ONO
ONO cuenta con casi 3,9 millones de servicios contratados (RGUs) y más de seis millones de usuarios. (ARCHIVO). ARCHIVO

El operador de banda ancha ONO ha anunciado este viernes la puesta en marcha de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 1.300 de sus 4.300 empleados, una medida que supone un recorte de la plantilla en un 30%. La crisis económica toca, en esta ocasión, a una compañía de telecomunicaciones.

Las malas perspectivas obligan a la compañía a tomar esta dolorosa medida

En un comunicado, la empresa que preside Eugenio Galdón asegura que el nuevo plan de la compañía para los próximos años se "ha diseñado para hacer frente al drástico empeoramiento del entorno macroeconómico". Esta situación "obliga a la compañía a tomar esta
dolorosa medida", señala la nota.

El futuro plan de ONO contempla una reducción de los costes "acorde con la caída de la actividad en el actual contexto del país", así como medidas para incrementar la calidad del servicio y la atención a los clientes. Además, dentro de este plan, la compañía acordó en julio con el sindicato de bancos una mejora de las condiciones de la financiación por 3.600 millones que obtuvo en 2007.

"La cifra es exagerada"

La medida ya se ha dado a conocer a los sindicatos que el lunes recibirán toda la documentación para empezar el próximo miércoles la negociación y periodo de consultas. En ese sentido, el secretario general del Sindicato de Trabajadores de Comunicaciones, Enrique Gran, ha asegurado a 20minutos.es que los sindicatos "intentarán rebajar el número de empleados a los que afectará el ERE porque la cifra actual es exagerada".

Hemos dejado claro que nos parece mucha gente

"Hemos dejado claro que nos parece mucha gente", insiste Gran que afirma que "es muy duro lo que están haciendo, nos ha enfadado bastante".

Sobre cómo puede afectar el ERE a los clientes de ONO, que cuenta con casi 3,9 millones de servicios contratados (RGUs) y más de seis millones de usuarios, Gran asegura que "si hay menos personal, se atenderá peor". De momento, parece que la calidad del servicio para los actuales clientes no se verá afectada aunque quizá sí haya problemas en cuanto a la captación de nuevos clientes, ya que un buen número de empleados incluidos en el ERE pertenecen al departamento comercial.

"Un insulto a los trabajadores"

Por otro lado, el sindicato CC OO considera que este Expediente de Regulación de Empleo es un "insulto" a los trabajadores consecuencia de la "incompetencia y la incapacidad en la gestión empresarial". Fuentes de CC OO explicaron que el sindicato hará todo lo posible para que el expediente se retire y denunciaron que "una vez más" los trabajadores "han acabado pagando" la incapacidad en la toma de decisiones de la empresa.

Por su parte, UGT también ha querido expresar su rechazo al ERE. "Nos oponemos a este Expediente con contundencia", ha dicho un portavoz a 20minutos.es.