Así funciona el sistema Google-Apple que rastrea la expansión del coronavirus

El sistema te avisaría si has estado en contacto con un positivo en COVID-19.
El sistema te avisaría si has estado en contacto con un positivo en COVID-19.
Apple/Google

Si gobiernos y autoridades sanitarias de diferentes países pueden trabajar juntos para encontrar soluciones a la pandemia del COVID-19, ¿por qué no iban a hacerlo dos de las empresas más grandes del mundo? Esta parece que ha sido la línea de salida de la nueva colaboración entre Apple y Google, que quieren “proteger a las personas y hacer que la sociedad vuelva a funcionar”.

Que Apple y Google se hayan unido puede que sea una de las noticias más importantes de la década a nivel tecnológico. “Todos nosotros en Apple y Google creemos que nunca ha habido un momento más importante para trabajar juntos para resolver uno de los problemas más acuciantes del mundo”, afirman.

Según informaban los de Cupertino en un comunicado, Google y Apple están desarrollando una herramienta que permita el uso de la tecnología Bluetooth para “ayudar a los gobiernos y las agencias de salud a reducir la propagación del virus”, aunque sin perder el foco de la privacidad y seguridad del usuario en el diseño de las mismas, aseguran.

Ya conocemos de sobra cómo se transmite el virusy cuáles son las medidas de protección y prevención que debemos cumplir. El distanciamiento social es clave, según los expertos, para combatir el SARS-CoV-2 y los funcionarios de salud pública han identificado el rastreo de contactos como una herramienta valiosa para ayudar a contener su propagación.

Así, Apple y Google implementarán un sistema de seguimiento basado en Bluetooth LE -y que estará integrado en iOS y Android- para que los dispositivos móviles sirvan como rastreo de posibles contagios.

La idea general es que, en función de la gente a la que nos hayamos acercado, el sistema nos pueda avisar si alguno de ellos ha dado positivo por coronavirus.

Cuándo

Su plan es implementar esta solución en dos pasos: primero, en mayo, ambas compañías lanzarán APIs -interfaces de programación de aplicaciones- que permitan “la interoperabilidad entre dispositivos Android e iOS utilizando aplicaciones de las autoridades de salud pública”. Estas aplicaciones oficiales estarán disponibles para que los usuarios las descarguen a través de sus respectivas tiendas de aplicaciones.

En segundo lugar, en los próximos meses, Apple y Google trabajarán para habilitar una plataforma de rastreo de contactos basada en Bluetooth más amplia al incorporar esta funcionalidad en las plataformas subyacentes. Esta es una solución más sólida que una API y permitiría que más personas participen, si eligen participar, así como permitir la interacción con un ecosistema más amplio de aplicaciones y autoridades de salud gubernamentales.

.
.
.
.
.
.

Cómo funciona

El funcionamiento sería el siguiente: primero se produce un contacto entre dos personas, están cerca durante al menos 10 minutos y sus teléfonos intercambian por Bluetooth unos códigos identificadores -serán "anónimos" e irán cambiando cada poco tiempo, 15 minutos, según estas empresas-.

Si una de esas personas es después diagnosticada con COVID-19 y así lo indica una aplicación oficial de alguna organización sanitaria que tenga integrado la herramienta Apple-Google, sus identificadores anónimos de los últimos 14 días se transmiten al sistema.

Cada teléfono que utilice este sistema debe guardar tanto los códigos propios enviados a otros teléfonos de personas cercanas -los que cambian cada 15 minutos- como los códigos recibidos por personas cercanas.

Los códigos de identificación de la persona contagiada se comparan con los que cada usuario tenga almacenados en su teléfono en la lista de ‘códigos recibidos por personas cercanas’.

Así, si alguien con el que has tenido contacto es positivo en la enfermedad recibirás un mensaje de alerta avisándote de que has estado cerca de una persona contagiada y se te podrá facilitar más información sobre qué debes hacer después.

Con respecto a la privacidad

Desde Google ha hecho público un documento que afirma que este sistema:

  • Requiere consentimiento explícito del usuario
  • No recopila información de identificación personal o datos de ubicación del usuario
  • La lista de personas con las que has estado en contacto nunca deja tu teléfono
  • Las personas que dan positivo no están identificadas con otros usuarios, Google o Apple
  • Solo será utilizado para el rastreo de contactos por las autoridades de salud pública para la gestión de la pandemia del COVID-19
  • No importa si tienes un teléfono Android o un iPhone: funciona en ambos

La privacidad, la transparencia y el consentimiento son de suma importancia en este esfuerzo, y esperamos construir esta funcionalidad en consulta con las partes interesadas. Publicaremos abiertamente información sobre nuestro trabajo para que otros la analicen”, afirman desde Apple.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento