Una tormenta solar hizo que los españoles de 1870 vieran una gran aurora boreal

  • Estudio de la Universidad de Extremadura.
  • La perturbación solar fue muy intensa.
  • Si volviera a suceder, alteraría a los satélites.
Un ejemplo de aurora boreal (Fuente: WIKIPEDIA).
Un ejemplo de aurora boreal (Fuente: WIKIPEDIA).
WIKIPEDIA

Un estudio ha revelado que en España pudieron contemplarse auroras boreales en 1870 gracias a una gran tormenta solar al sur de Europa, que pudo divisarse en Norteamérica, Europa, en El Cairo (Egipto), Bagdag (Irak), y algunos puntos del hemisferio Sur.

Presentaron una paleta variada de colores
Dicho estudio, realizado por la Universidad de Extremadura (UEx) y las universidades portuguesas de Lisboa, la Lusófona, y la de Coimbra, fue publicado en el 'Journal of Geosphysical Research' y analiza la información que recogieron los periódicos y observatorios geomagnéticos de la época sobre aquel "
evento de tiempo espacial extremo", que en el caso de que volviera a suceder, pondría en peligro a satélites, naves espaciales y astronautas.

"Las auroras a baja latitud suelen ser de colores rojizos, pero las de 1870 presentaron además una paleta variable de colores, incluyendo tonos verdosos y blancos", explica el físico de la Escuela Politécnica de la Universidad de Extremadura y autor del estudio, José Manuel Vaquero.

"Reflejo de un inmenso fuego"

En España, el 24 de octubre de 1870, el físico Fuertes Acevedo lo observó desde Santander y describió la aurora como "el reflejo de un inmenso fuego" y la del día siguiente como "brillantes claraboyas hacia el norte de un color violeta rojizo".

Lo creyeron precursor de guerras, pestes y otros disparates
"Tuvimos el grato placer de contemplar este fenómeno meteorológico, que tanto
pánico causó a las mujeres y personas vulgares, creyéndolo precursor de guerras, pestes y otros disparates", señalaba 'El Vigilante' de Menorca. El rotativo apuntaba que, en el siglo XIX aunque no se supieran las causas del fenómeno, "sólo por su influencia sobre las agujas imantadas se cree que es debido al magnetismo terrestre".

Los magnetogramas revelan que durante esos dos días de 1870 se produjo una intensa perturbación, constituida por dos tormentas geomagnéticas distintas, que afectó al campo magnético de la Tierra. "Gracias a algunas observaciones fotográficas del Sol realizadas durante aquel año, hemos identificado un grupo de manchas solares de larga duración, que probablemente fue el responsable de este gran evento del clima de espacio", indica Vaquero.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento