Todo listo para que el 'Discovery' vuelva a la Tierra

Después de las últimas revisiones, el transbordador espa-
cial Discovery está listo para "volver a casa". Lo accidentado de la misión quedará en una mera anécdota si la nave aterriza, como está previsto, a las 10.46 en Cabo Cañaveral. Síguelo en directo en NASA-TV 
La tripulación del 'Discovery' antes del regreso a la Tierra (NASA)
La tripulación del 'Discovery' antes del regreso a la Tierra (NASA)
NASA

"Es hora de volver a casa y seguir trabajando para mejorar el transbordador y estar listos para volar en el futuro de nuevo", dijo la comandante Eileen Collins a la cadena de televisión CNN.

Esta es la primera misión de un transbordador después de que el Columbia se desintegrase al reingresar en la atmósfera el 1 de febrero de 2003.

He pensando mucho en el 'Columbia', pero todos vamos a estar muy centrados

Pero los astronautas no quieren distraerse con ese recuerdo. "He pensado mucho en el Columbia y pensaré más tras el aterrizaje, pero todos vamos a estar muy centrados mañana (lunes) en el trabajo que tenemos que hacer", explicó Collins.

La nave, "en muy buena forma"

En tierra, LeRoy Cain, el director de despegues y aterrizajes de la NASA, dijo hoy que la nave "está en muy buena forma", pero no pudo ocultar que junto a la emoción siente ansiedad. "Eso es para lo que me pagan, para preocuparme", añadió.

No es para menos. El aterrizaje es un momento muy delicado, pues la fricción con la atmósfera eleva la temperatura en la superficie del transbordador a unos 1.300 gradoscentígrados.

"Descender desde 28.000 kilómetros por hora hasta parar este planeador de 100 toneladas que sólo puede realizar un intento de aterrizaje en la pista, no es lo que personas normales y sanas llamarían seguro", dijo el subdirector del programa de transbordadores, Wayne Hale.

Una hora antes del aterrizaje se prevé que el transbordador encienda sus motores durante tres minutos para abandonar su órbita alrededor de la Tierra.

Sobrevolará América Central y Cuba hasta alcanzar la pista de aterrizaje en el Centro Espacial Kennedy, en Florida, donde las condiciones climatológicas son por ahora favorables, según Cain.

A los riesgos inherentes de la entrada en la atmósfera se añade la aprensión por los problemas sufridos por el transbordador.

Durante su lanzamiento el pasado 26 de julio se desprendió un trozo de espuma del tanque de combustible, aunque no dañó la nave.

Lo mismo pasó en el caso del Columbia, pero el material aislante golpeó el casco de la nave y abrió fisuras en el escudo de protección térmica, por las que se colaron gases a altas temperaturas que la desintegraron a su regreso a la Tierra.

Además, la NASA descubrió dos trozos de fieltro de relleno que sobresalían entre las losetas de aislamiento térmico del Discovery.

El miércoles, en una operación sin precedentes, el astronauta Stephen Robinson los retiró durante una caminata espacial, ante el temor de los técnicos de que pudiesen concentrar el calor en esa zona del casco.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Mostrar comentarios

Códigos Descuento