Las mujeres se contagian más pero los casos son más graves en hombres, según un estudio en Asturias

Las mujeres tienen un 20% más de probabilidad de enfermar por el nuevo coronavirus, Covid-19, que los hombres. Sin embargo, hasta los 70 años la mayoría de los casos son leves, mientras que entre los hombres los casos son más graves, con un 120% más de probabilidad de ingresos en la UCI y un 24% más de probabilidad de fallecimiento.
Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).
Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).
EUROPA PRESS - Archivo

Así se desprende del análisis realizado por el coordinador del Observatorio de la Salud, Mario Margolles, con motivo de la presentación del 'Informe Epidemiológico sobre la COVID-19 en Asturias', que ha realizado en rueda de prensa telemática junto al director general de Salud Pública, Rafael Cofiño, y el jefe de Vigilancia Epidemiológica, Ismael Huerta.

Margolles ha señalado que las actividades de cuidados tanto formales como informales puede estar detrás del mayor riesgo de infección entre las mujeres, tanto en su actividad laboral como en el domicilio. Del mismo modo, ha indicado que la mayor gravedad entre los hombres estaría relacionada con que suelen tener más patologías crónicas y prácticas de hábitos nocivos como el consumo de tabaco y alcohol.

Por edades, ha explicado que la incidencia en menores es muy reducida, mientras que la mayoría de casos se detectan en edades comprendidas entre los 40 y 60 años. No obstante, en esos tramos intermedios suele tener sintomatología leve y es a partir de los 70 y 80 años cuando se observan cuadros graves. De hecho, a partir de los 80 años se asemeja la incidencia tanto en hombres como en mujeres.

Del centenar de fallecidos en Asturias hasta el 7 a de abril, la gran mayoría tenía más de 80 años, y de ellos más del 80% padecía patologías previas. De este modo, la avanzada edad y las enfermedades crónicas son un factor determinante en la letalidad del coronavirus.

Respecto al lugar de residencia, menos del 19% de los positivos se encuentran en centros sociosanitarios -un 12% en residentes y cerca del 7% en profesionales-. De este modo, más del 80% de los casos se dan entre la población general que reside en sus domicilios.

Al respecto, Ismael Huerta ha comentado que los positivos siguen aumentando tras casi un mes de confinamiento, porque "el confinamiento no es total". Ha incidido en que la gente sigue saliendo a hacer la compra y pasear mascotas, mientras se mantiene parte de la actividad laboral. Por ello, remarca que sigue existiendo riesgo de contagio y resulta imprescindible "no relajarse" y mantener las medidas de higiene y distanciamiento social.

LA INCIDENCIA DESCENDERÁ LENTAMENTE

Según ha dicho Ismael Huerta, el porcentaje de positivos se situaba en origen entre el 15 y el 20%, mientras que en los últimos días se encuentra en un 6%. De este modo, ha explicado que la onda epidémica comenzó en Asturias el 8 de marzo y el pico máximo se registró el día 28 de marzo.

Hasta ese día 28, la evolución fue ascendente y desde entonces está siendo descendente aunque haya pequeñas subidas y bajadas puntuales. "La realidad es que va a ir descendiendo lentamente", asegura.

En el caso de los niños, aunque la incidencia es solo del 1,7% en menores de 20 años, y se han registrado solo 9 casos en menores de 10 años, se incide en que "pueden ser transmisores".

Por ello, desde la administración sanitaria asturiana se admite estar estudiando pero entienden que tendrá que adoptarse un planteamiento a nivel nacional. "No puede hacerse en un sitio sí y en otros no", remarca Huerta, asegurando que "primero hay que controlar la situación en otras partes de España".

Respecto a iniciativas de otras comunidades como el 'carné de inmunidad' propuesto en Castilla y León, desde la administración asturiana están estudiando esa posibilidad pero no quieren "anticipar nada hasta que no esté más avanzado". Consideran que puede ser interesante conocer la situación inmunológica de la población, pero hay que evaluar qué esfuerzo requiere y considerar la evolución del propio virus, ya que si hay una mutación ese patrón inmunológico igual no puede servir.

UNOS 5.000 LEVES

Además de los casos más de 1.700 casos confirmados con pruebas, han confirmado que puede haber entre 4.500 y 5.000 casos leves en sus domicilios que están siguiendo desde los servicios de Atención Primaria.

Sobre los test, para las autoridades sanitarias asturianas sigue siendo prioritario el uso de PCR como prueba "clave" que permite agilizar la detección frente a los conocidos como 'test rápidos' que requieren que haya pasado más de una semana para ver la respuesta inmunitaria de la persona al virus.

Así, el criterio que se seguirá en Asturias es no incluir directamente los test rápidos que ya se están haciendo como casos confirmados, sino utilizarlos como refuerzo para los datos procedentes de las pruebas PCR.

Cofiño ha detallado que el uso de test rápidos se hará, principalmente, en personas con sintomatología "sugerente de ser Covid pero que dieron PCR negativa", para ver si son inmunes. "Por eso es importante el uso combinado con PCR", sostiene.

Además, Rafael Cofiño ha remarcado que aunque el coronavirus supone un gran reto para la salud no es el único y, por tanto, "no hay que perder de vista otros problemas", en referencia enfermedades graves que siguen afectando a la población tales como el cáncer.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento