Cáritas Diocesana de Tenerife atiende más de 300 nuevas solicitudes de ayuda durante el estado de alarm

Cáritas Diocesana de Tenerife, tras la declaración del estado de alarma y ante el aumento del impacto e incidencia del coronavirus (COVID-19), ha puesto en marcha una serie de medidas extraordinarias destinadas a garantizar la atención de los colectivos de mayor vulnerabilidad. El espíritu general de estas medidas pretende reforzar la misión de atender, acoger y escuchar a los últimos no atendidos, velando por su atención y cuidado.
Unidad Móvil de Atención en Calle (UMAC) de Cáritas Diocesana de Tenerife
Unidad Móvil de Atención en Calle (UMAC) de Cáritas Diocesana de Tenerife
CÁRITAS DIOCESANA DE TENERIFE

En este sentido, Cáritas Diocesana de Tenerife ha mantenido en su gran mayoría los puntos de atención a familias y personas vulnerables con los que cuenta en el territorio diocesano, ubicados en las diferentes parroquias. En concreto, en la actualidad se mantienen 103 puntos de atención (la mayor parte acogidas parroquiales y algunas de las sedes de los arciprestazgos que tienen un espacio físico propio).

En las labores de información, orientación y cobertura de ayudas básicas de alimentación están implicados directamente más de 240 agentes, entre voluntariado y sacerdotes, así como el equipo técnico del Departamento de Animación al Territorio, que está formado por 15 profesionales.

Para el desarrollo de su labor, y siguiendo los protocolos sanitarios, aparte de brindarle los medios básicos de protección, como son mascarillas, guantes y geles desinfectantes, se les han dado las orientaciones oportunas para que guarden cuidadosamente las medidas de seguridad y distanciamiento social que recomiendan las autoridades. Asimismo, para cada agente se le ha facilitado un certificado para que facilite su movilidad por parte de las fuerzas de orden público.

En lo que se refiere al número de atenciones realizadas en el mes de marzo, se le dio respuesta desde la red de acogida de Cáritas a más de 2.800 familias, de las cuales 320 fueron nuevas solicitudes. Ello supone un incremento del 11% desde que se inició el Estado de Alarma, respecto a la atención habitual.

Desde el pasado 23 de marzo, Cáritas Diocesana de Tenerife tiene en funcionamiento una línea de atención telefónica para canalizar las posibles demandas de ayuda y asistencia por parte de la población, aparte de las vías habituales de contacto a través de las parroquias y puntos de atención de la Diócesis. Dicha línea telefónica (662 865 326), funciona en horario de 9:00 a 15:00 horas, de lunes a viernes. No obstante, también continúa estando operativo el teléfono de los Servicios Generales (922 277212), así como el correo electrónico de la entidad (info@caritastenerife.org).

En esta línea, y contando también con las demandas que han llegado a través de la página web

Mostrar comentarios

Códigos Descuento