El mejor pincho, codorniz con chocolate

  • Lo ideó Carlos Valentí, del madrileño Baby Beef Rubayat.
  • Se puede probar en el Monte Corona de Valladolid.
  • Lo importante de la tapa es, según su autor, "su sabor".
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID
El ganador del Concurso Nacional de Pinchos, Carlos Valentí.
El ganador del Concurso Nacional de Pinchos, Carlos Valentí.
B. VAQUERO

Estamos acostumbrados a comerlo en postres, pero desde hace muchos años el chocolate se ha hecho un hueco para acompañar grandes platos, principalmente de carne.

La demostración de que el sabor que aporta al guiso es original y único está en el pincho ganador del IV Concurso Nacional Ciudad de Valladolid. La miniatura de Codorniz con chocolate, ideada por el madrileño Carlos Valentí, del también madrileño Baby Beef Rubayat, se alzó con el título entre las 63 delicatessen presentadas al concurso.

La tapa, con la codorniz en un bizcocho y acompañado de chocolate y cardamomo, como ingredientes principales, nació de repente y con la idea clara de que el buen pincho «debe comerse de un único bocado», según Valentí, que lleva dedicándose a la cocina 16 años.

Con todos estos ingredientes une lo español con lo brasileño, el país de origen del restaurante en el que trabaja. «Lo importante para conseguir el premio ha sido el sabor. La originalidad es básica, pero si lo que comes no sabe bien no vas a ningún sitio», añadió el ganador.

Lo mejor, en el Norte

Triste porque ya no podrá volver el año que viene, la organización no le deja tras ganar, Valentí afirma que su gran maestro ha sido Javier Sierra, «un gran segundo».

Además de en su propio restaurante, todos los vallisoletanos que quieran descubrir esta llamativa mezcla podrán acercarse al restaurante Monte Corona, que se encarga de hacerlo en la ciudad.

Los premios restantes fueron recibidos también con alegría e ilusión. El segundo fue para Bombón de foie con fluido de fariña en cubierta de palomitas sobre manzana y pan de chocolate y especias, creado por Iñigo Elorriaga, del Boroa Jatetxea (Vizcaya), mientras que el tercero recayó en La huerta al cubo, de Ernesto Aller Marañón, del Baserri (Pamplona). Ambos se pueden comer en el Moka y La perla de Castilla, respectivamente.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID

Mostrar comentarios

Códigos Descuento