El Principado confirma la curación de 43 personas mayores de la residencia pública de Grado

El Principado ha confirmado este jueves la curación de 43 personas de la residencia pública de mayores de Grado, perteneciente al organismo autónomo ERA, afectadas por el nuevo coronavirus.

El servicio de Vigilancia Epidemiológica de la Consejería de Salud, en coordinación con el departamento de Derechos Sociales y Bienestar, ha tomado muestra a todos los residentes y ha constatado la recuperación de 32 mujeres y 11 hombres.

A raíz de esas pruebas, tres personas mayores con sintomatología leve han dado positivo en COVID-19 y continuarán en la residencia de Grado, ya que su estado clínico no requiere ingreso hospitalario. Por su parte, otras cuatro están pendientes de resultado. Todas los test realizados son PCR (siglas en inglés de "reacción en cadena de la polimerasa"), por lo que el análisis de la muestra se lleva a cabo en el laboratorio del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

Según indican desde el Gobierno asturiano en nota de prensa, las 43 personas curadas tienen edades comprendidas entre los 62 y los 99 años y se suman a las 3 altas que recibieron otros tres residentes en el centro público, cuyos cuadros clínicos requirieron de hospitalización en el HUCA.

La residencia de mayores de Grado registró su primer caso positivo en COVID-19 el 15 de marzo y cinco días más tarde se declaró el brote en el centro.

La Consejería de Derechos Sociales y Bienestar, en colaboración con el Servicio de Salud del Principado (Sespa), decidió medicalizar la residencia, lo que supuso ampliar la plantilla de enfermeras hasta alcanzar las 17. También se reforzó la dotación de servicios e instrumental de apoyo para afrontar con garantías la asistencia sanitaria e incrementar la seguridad de profesionales y residentes. Asimismo, la empresa Tragsa llevó a cabo la desinfección e higienización de las instalaciones.

"Lamentablemente, la virulencia del virus y la vulnerabilidad de las personas mayores ha derivado en el fallecimiento de veinte personas en Grado, a cuyas familias, amigos y cuidadores queremos trasladar nuestro pésame y cariño más profundo", ha asegurado la consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez.

Asimismo, remarca que "hoy, con estas 43 curaciones, nos sentimos esperanzados. Este hecho demuestra que las personas mayores pueden recuperarse de la infección. También es un ejemplo de la implicación y dedicación sin descanso de toda la plantilla del centro y de que esta consejería no va a dejar a nadie atrás". "Nuestro compromiso con los más vulnerables es, ahora más que nunca, inquebrantable", ha subrayado.

Tras la confirmación de estas recuperaciones, el centro, con el apoyo del Servicio de Epidemiología y la Consejería de Derechos Sociales, ha permitido que una de las residentes cuyo resultado en la prueba ha sido negativo se desplace a casa de su familia, tal y como había solicitado.

La gerente del ERA, Ana María Suárez, agradece a los trabajadores de la residencia, a su director, al responsable asistencial del Sespa contratado para coordinar el centro, a los residentes, a las familias y a todos los profesionales "el esfuerzo con el que se han adaptado a esta difícil situación sobrevenida, con una fortaleza, valentía y paciencia infinitas".

Cuatro personas que residen en la residencia de Grado y que han resultado positivas en COVID-19 reciben actualmente tratamiento en centros hospitalarios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento