Incidentes violentos en la prisión de Ocaña por la falta de médicos para atender a un preso con epilepsia

  • El suceso se ha resuelto sin que haya habido heridos.
  • CSIF afirma que se vive tensión en las prisiones por la falta de medios adecuados frente a la crisis del coronavirus.
Una columna de humo sale de la prisión de Ocaña tras una protesta de los presos.
Una columna de humo sale de la prisión de Ocaña tras una protesta de los presos.
EP

Los internos de la prisión de Ocaña 1 han protagonizado este jueves un incidente violento, con la quema de papeleras, contenedores y destrozo de mobiliario, en protesta por la falta de personal médico en el centro penitenciario para atender a un preso con un ataque epiléptico. El paciente fue atendido con posterioridad en la enfermería.

Los hechos, que fueron contenidos por los trabajadores sin que hubiera heridos, se produjeron antes de las 14.00 horas, según la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato mayoritario en el Ministerio del Interior. La quema de contenedores y cubos de basura provocó una enorme columna de humo en el patio de la cárcel que se ha podido divisar desde el exterior.

Para CSIF, este suceso es "un ejemplo de la tensión que se está viviendo en las prisiones españolas por la falta de equipos de protección y en general medios adecuados frente a la crisis del coronavirus".

La organización sindical reclama al Gobierno "la contratación inmediata de los 40 médicos prometidos y que se hagan los test al millar de trabajadores en cuarentena para que en el caso de dar negativo puedan reincorporarse cuanto antes a las de por sí mermadas plantillas de Instituciones Penitenciarias".

Desde 'Tu abandono me puede matar', asociación que lucha por los derechos de más de 23.000 trabajadores de los centros penitenciarios, añaden que han sido unos 50 internos lo que han protagonizado el percance y han comenzado a golpear los cristales del patio, prendiendo fuego también al mobiliario que había en una de las salas de la penitenciaría.

A la falta de médicos, la organización suma que circunstancias como el citado ataque epiléptico ocurren cada vez que hay festivos o algún puente y se reparte la medicación para todos esos días sin que los internos tengan control: "No toman la medicación de la manera pautada y como consecuencia de ello puede ser que un interno pueda sufrir una sobredosis o un ataque epiléptico".

Fuentes penitenciarias han reconocido a Efe que se ha producido una protesta en la cárcel pero han negado que los presos hayan protagonizado "ni actitudes violentas ni episodio alguno de violencia". Añaden que tras una conversación con el subdirector de Seguridad y con los funcionarios de Vigilancia, han regresado a las celdas hacia las cuatro de la tarde. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento