Merkel reitera su oposición a los coronabonos y apela a otros instrumentos europeos

La canciller alemana, Angela Merkel.
La canciller alemana, Angela Merkel.
EFE

 La canciller de Alemania, Angela Merkel, insistió este jueves en que su Gobierno se opone a "mutualizar la deuda" en relación con las medidas que otros socios de la Unión Europea (UE) exigen para combatir las consecuencias de la pandemia.

"La Unión Europea se enfrenta a una de las pruebas más difíciles, si no la más difícil", reconoció Merkel casi de manera simultánea a la reunión telemática entre los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona, que tienen el encargo de los líderes de la UE de acordar medidas contra esas consecuencias.

Merkel reiteró en que Berlín no piensa en otros instrumentos para ello además de los ya existentes: el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el Banco Europeo de Inversiones y el fondo contra el paro propuesto por la Comisión Europea.

De todos ellos destacó en conferencia de prensa en Berlín que "son importantes" y aludió también a que los fondos estructurales y de cohesión de la Unión permiten actuar para compensar las diferencias entre los estados miembro.

"Saben que no somos partidarios de la mutualización de la deuda"

"Saben que no somos partidarios de la mutualización de la deuda", zanjó Merkel preguntada por la opinión al respecto del jefe del Gobierno italiano, Giuseppe Conte, defensor de los llamados "coronabonos" como instrumento para compensar a los países que más están sufriendo los efectos de la pandemia.

"Casi" de acuerdo

Merkel se pronunció de este modo al día siguiente de que su ministro de Finanzas, Olaf Scholz, asegurara en Berlín que los miembros del Eurogrupo están "casi" de acuerdo sobre las medidas para paliar el impacto económico del coronavirus pero que tienen que alcanzar unanimidad y que esperaba obtenerlo "antes de Pascua".

"Hemos llegado casi a ello pero tenemos que decidirlo por unanimidad, por lo que tenemos que seguir hablando y negociando", declaró Scholz en víspera de la reunión de este jueves del Eurogrupo.

"El MEDE tiene una gran capacidad y está en disposición de cumplir con la tarea", había insistido Scholz, quien repitió que el recurso a ese instrumento no tendrá que estar vinculado a la condición de aplicar programas económicos dictados desde el exterior de los países que pidan sus fondos. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento