Cartucho de castañas asadas para combatir el frío pasajero de Octubre

  • Desde hace días, ya se venden castañas en el centro
  • Francisco, heredero de una tradición familiar, las vende en La Campana
  • Cuestan entre 1,50 y 3 euros
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SEVILLA
.
.

Aunque parece que el frío ya ha llegado a la ciudad (ayer, el termómetro cayó entre cuatro y cinco grados de golpe en una ola de frío «exprés»), el calor se resiste a marcharse: mañana vuelven a subir las temperaturas y a estar despejado.

A pesar de estos cambios tan bruscos, octubre es época de castañas asadas y su olor impregna desde hace varias semanas distintas plazas y calles del centro. En La Campana, la voz de Francisco Jiménez pregona su producto. Cada día intenta vender unos 50 kilos de este manjar invernal que trae de los pueblos de la sierra de Aracena (Huelva). Un negocio que él heredó de su padre.

Como todos, Francisco está notando la crisis económica que se está asentando en el país. Sus cartuchos, a 1,50 euros o 3 euros se han convertido en «un capricho», en un lujo para algunos. Por venderlas cada día al aire libre, debe pagar 45,25 euros, lo que le cuesta la licencia municipal de venta.

Francisco, que sabe que sus hijos no seguirán con el negocio familiar porque «hay que aguantar mucho», es uno de los seisvendedores a los que el Ayuntamiento les ha concedido licencia para vender castañas en la ciudad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento