La Guardia Civil intercepta a 3.090 vehículos por incumplir el confinamiento

Control de la Guardia Civil en Almería para evitar los traslados a segundas residencias.
Control de la Guardia Civil en Almería para evitar los traslados a segundas residencias.
Carlos Barba / EFE
Control de tráfico de la policía local y la Guardia Civil.

La Guardia Civil ha interceptado en las últimas horas a 3.090 vehículos y ha detenido a 29 personas por incumplir las restricciones establecidas por el estado de alarma. La Policía Nacional ha practicado por su parte 84 detenciones y ha levantado 5.678 actas de sanción en las últimas 24 horas. Con motivo de los festivos de Semana Santa, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado han intensificado los controles para evitar que los ciudadanos se salten el confinamiento por el coronavirus.

Así lo han manifestado este jueves el comisario general de la Policía Nacional, José García Molina, y el jefe de Estado Mayor de la Guardia Civil, José Manuel Santiago, durante la rueda de prensa del comité técnico de seguimiento de la pandemia

Entre los arrestados por el instituto armado se encuentra un joven de Cádiz que ha sido acusado de delitos de desobediencia y contra la seguridad vial y que ya había sido denunciado en siete ocasiones por la misma causa. Santiago ha explicado que el detenido  trató de huir del dispositivo de identificación, "haciendo caso omiso" a las "señales" de los agentes y poniendo "en peligro" tanto la vida de ellos, como la suya propia y la del resto de usuarios de la vía.

"Vamos a pensar que son casos aislados", ha dicho el general, que ha enmarcado las cifras en un descenso del tráfico este miércoles de un 80% respecto a la víspera de la Semana Santa del año pasado. En ese sentido, la secretaria general de Transportes y Movilidad, María José Rallo, ha enmarcado los atascos que se han viralizado en las redes sociales en un contexto en el que hay más controles para "asegurar que la movilidad responda a viajes autorizados".

La Guardia Civil ha establecido una media diaria de 10.000 controles para detectar este tipo de situaciones durante el periodo vacacional. Los 39.850 agentes operativos, que volvieron este miércoles a prestar "todo tipo de servicios" a lo largo del territorio nacional con el fin de "vigilar" el cumplimiento de las medidas implementadas por el estado de alarma, identificaron a 174.667 personas y tramitaron 6.373 denuncias, lo que representa casi el 4% de los controlados.

Santiago hizo hincapié en que el empleo de medios aéreos como helicópteros y drones "está permitiendo incrementar notablemente" el número de identificaciones con el objetivo de "vigilar que esta Semana Santa atípica no lleven a cabo desplazamientos a segundas residencias o para realizar actividades no permitidas". "Desafortunadamente, seguimos encontrando a personas que se empeñan en no cumplir las limitaciones de movilidad y ponen en riesgo su salud y la de los demás", ha añadido.

Más de 1.600 detenidos por la Policía

Sigue habiendo gente que no se toma en serio el estado de alarma. (AGENCIA ATLA)

Por otro lado, con los últimos 84 detenidos por la Policía (un 5,5% más que el día anterior) son ya 1.624 las personas arrestadas desde la entrada en vigor del estado de alarma. Las 5.678 sanciones levantadas (un 5,2% más) elevan a 115.275 las acumuladas desde el 15 de marzo.

García Molina ha explicado también la actuación en las fronteras interiores con Francia y Portugal, en las que este miércoles se denegaron 227 entradas, se controlaron 10.581 vehículos y se practicaron dos detenciones. El alto mando policial ha destacado también el bloqueo de dos campañas de phising (fraude para obtener datos y claves personales a través de internet) que, según García Molina, procedían de dos webs y un mismo servidor de un grupo delictivo.

El comisario general ha hecho un llamamiento especial a quienes en estos días puedan tener la tentación de hacer fiestas, reuniones o incluso simulacros de actos procesionales y, en este último caso, ha puesto como ejemplo que nueve personas fueron sancionadas en Mérida por simular una procesión. Siete iban disfrazados y dos grababan.

Otro caso concreto fue el de un hombre que, en San Juan de Aznalfarache (Sevilla), se grabó desobedeciendo el confinamiento, retando a las Fuerzas de Seguridad, y colgó los vídeos en internet animando a incumplir las normas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento