Los vecinos del Tardón viven entre túneles oscuros y laberínticos

  • Están mal señalizados, poco iluminados, sucios y llenos de orín
  • Los vecinos piden al Ayuntamiento que los rotule y los denomine 'pasajes'
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SEVILLA
Uno de los túneles sin iluminar en El Tardón
Uno de los túneles sin iluminar en El Tardón
M. FRANCO

Llevan ahí toda la vida y los vecinos ya se saben las calles de memoria. Pero quienes llegan al Tardón buscando alguna dirección, acaban perdiéndose en el entramado de túneles que caracteriza a este barrio de Triana.

«Yo le llamo los túneles de la bruja porque dan muy mala impresión. Mal iluminados, sucios, con graffitis, llenos de orín y con mal olor», dice José Antonio Lencina, vecino de esta barriada. «Mejor no atravesarlos por la noche», añade.

Los residentes coinciden que en que los túneles son confusos y laberínticos: «algunos no están señalizados y otros no tienen cartel, por lo que no sabes a dónde te llevan». Por eso, piden al Ayuntamiento que los denomine ‘pasajes’ y los rotule por fuera. «La gente y los carteros se pierden. Cuando preguntan los mayores por dónde se sale para coger el autobús se van por otro y tienen que volverse», cuenta Daniel Párraga, mecánico en la zona.

Una plaza «olvidada»

Otra de las partes «olvidadas» del barrio es la Plaza Luis de Góngora. Los vecinos se quejan de que está descuidada. «Había un parque para niños que se quitó porque lo destrozaron. No lo han vuelto a poner», dice Juan González, pescadero. El suelo está «roto y lleno de huecos» y las paredes «desconchadas». Pero el mayor tormento son «los gorriones, que tienen la plaza echa un asco. Parques y Jardines no aparece por aquí».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento