Sanchez cita a todos los partidos la próxima semana para reeditar los pactos de la Moncloa

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias (d), durante el pleno del Congreso.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias (d), durante el pleno del Congreso.
Mariscal / EFE
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, durante el pleno del Congreso.
Mariscal / EFE

Ajeno a las negativas que ha recibido en los últimos días por parte del PP o de los partidos independentistas, el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, ha intentado acelerar este jueves su propósito de llegar a un gran acuerdo político, económico y social para afrontar la "reconstrucción" tras la crisis sanitaria por el coronavirus pero se ha dado de bruces contra la oposición de la mayoría de los grupos en el Congreso. El presidente ha anunciado en el Congreso que la semana que viene habrá una primera reunión para reeditar los Pactos de la Moncloa pero ni el PP ni Vox, ni ERC o partidos minoritarios como el BNG o la CUP han aceptado la convocatoria. Por distintos motivos, todos han respondido que "no" a la pregunta que antes les había planteado el presidente. “¿Están dispuestos?”, había planteado.

Solo su socio de Gobierno, Unidas Podemos, y Ciudadanos en su nueva actitud  le han dicho que sí. Con muchas reticencias, porque incluso ha considerado acertado aludir a la situación de 1977, el PNV no se ha cerrado a apoyarlos. "No sabemos esto en qué puede concretarse, en aquello que esté en juego el interés de la ciudadanía estaría el PNV", ha dicho finalmente ha señalado su portavoz, Aitor Esteban.

Con la convocatoria de esa primera reunión para explorar un pacto, Sánchez ha puesto el colofón a un discurso ante el Congreso en el que ha defendido la prórroga del estado de alarma, el confinamiento de la población y las medidas para la "desescalada" que vendrá después, todo trufado con numerosas llamadas a la unidad política. "Si el virus golpea a todos por igual, ¿qué sentido tiene la división, a quién beneficia?", ha preguntado.

Así, tras una semana en la que la idea de reeditar los Pactos de la Moncloa ha ido tomando fuerza en declaraciones de sus ministros y en la que, sin embargo ,no ha habido más oferta en privado a la oposición que las llamadas telefónica del pasado fin de semana, Sánchez ha anunciado que la semana que viene habrá un primer encuentro para los próximos días. Lo ha hecho en su primera intervención en el Pleno que este jueves previsiblemente autorizará una nueva prórroga del estado de alarma hasta el 26 de abril.

El presidente ha reiterado su ofrecimiento a "todas las fuerzas políticas" para llegar a acuerdos como los que en 1977 afrontaron la grave crisis económica que acompañó la transición hacia la democracia. 43 años después, Sánchez ha propuesto "un gran acuerdo para la reconstrucción" en la que participen "todas las fuerzas que estén dispuestas, partidos políticos, empresarios sindicatos y por supuesto comunidades autónomas, diputaciones y ayuntamientos".

"La semana que vienen les convoco a una primera reunión a todas las fuerzas políticas que quieran participar de este acuerdo económico y social para la reconstrucción", ha anunciado Sanchez, que "solo" ha pedido a los partidos "lo que yo les puedo ofrecer, unidad y lealtad".

"¿Están dispuestos?", ha preguntado para terminar de lanzar el guante, que no ha soltado ni después es escuchar negativas hasta del primer partido de la oposición. "¿Qué es mejor, tener un sistema de salud robusto o no; una potente red de fibra o no tenerla, unas mejores fuerzas de seguridad o no tenerlas, 17 comunidades peleando unas con otra para ver quién adquiere ese material o remando en la misma dirección?", ha preguntado a los partidos del Congreso.

Aunque aún ha mantenido las esperanza de que en concreto el PP se termine sumando a un pacto de Estado, Sánchez no ha dejado pasar la ocasión para decir que aprecia "miedo al acuerdo porque se cree que muestra debilidad cuando es al contrario".

Casado no recoge el guante

Sánchez no ha tardado en escuchar la respuesta del primer partido de la oposición. El presidente del PP, Pablo Casado, ha subido a la tribuna justo detrás de él, donde ha llamado "tranpantojo" a esta idea y se ha mostraba dispuesto a hablar de un "pacto de verdad" pero continuaba despreciando las intenciones del presidente. 

Para Casado, el pacto que propone Sánchez es un "globo sonda para eludir responsabilidades".

La respuesta de Casado es coherente con la desconfianza con la que el PP ha acogido desde el primer momento la intención de Sánchez de aunar a todas las fuerzas en un único acuerdo. Esta semana, el líder popular dijo que era un "señuelo" que escondía un "cambio de régimen".

ERC también rechaza la idea

Casado no es el único que ha criticado el pacto de país que Sánchez, que también ha encontrado el rechazo frontal de Vox -que este lunes le ha acusado de evolucionar hacia un "régimen autoritario" y votará no a extender el estado de alarma- y de JxCAT y ERC, los socios del Govern catalán que ven un intento de recentralización.

Los diputados de JxCAT han vuelto a ausentarse del Pleno por precaución sanitaria, pero el portavoz de ERC, Gabriel  Rufián, ha vuelto a denostar la idea de repetir los Pactos de la Moncloa, que ahora no quería ver repetidos. "Si se hace lo mismo, que a la clase trabajadora le pille confesada"

"No se puede reeditar aquello que se hizo más de 40 años", ha dicho Rufián que, en su lugar, ha pedido "ir más allá" y ofrecer un "contrato social, político y humano, un pacto integral o por la vida".

Tras estos dos partidos, los 'noes' de otros partidos se han sucedido durante el resto del debate parlamentario. Bildu, BNG o la CUP también los han rechazado.

Sánchez intenta dar garantías

Este jueves, Sánchez ha intentado vencer en el Congreso lo que ha calificado de "reservas", explicando que ni pretende un cambio de régimen ni evitar el control parlamentario del Congreso, algo de lo que también le acusa la oposición, que ha conseguido retomarlo la semana que viene. 

"Se ha dicho que no puede implicar un cambio de Régimen. 100% de acuerdo. El Régimen es y debe seguir siendo nuestra Constitución democrática que tiene plena vigencia y debe inspirarnos en toda su amplitud", ha dicho y también se ha mostrado "totalmente de acuerdo" con la advertencia de que "no puede anular el control parlamentario del Gobierno".

También su "absoluta conformidad" con que este acuerdo "no puede restar transparencia informativa" o que "no puede excluir a nadie". "Perfecto. Están invitados todos quienes estén dispuestos a arrimar el hombro y quieran hacerlo"., ha añadido.

Sobre las desconfianzas por la "sinceridad de la propuesta", Sánchez la ha reiterado "de corazón".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento