Borrell tacha de "inaceptable" la idea de probar una vacuna contra el coronavirus en África

Josep Borrell.
Josep Borrell.
EFE

El alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, criticó este miércoles la propuesta de dos médicos franceses de probar en África una vacuna contra el COVID-19, una idea que tachó de "inaceptable", y advirtió de los requisitos éticos que deben seguir los protocolos médicos.

"La idea de que África pueda ser un lugar de prueba o un laboratorio para probar una vacuna para el resto del mundo es obviamente inaceptable. Creo que los que lo dijeron ya han clarificado sus comentarios", señaló Borrell en una rueda de prensa tras una reunión de ministros europeos de Desarrollo celebrada por videoconferencia.

Borrell se refirió a los comentarios que este miércoles hicieron en la televisión francesa LCI los doctores Jean-Paul Mira, del Hospital Cochin de París, y Camille Locht, del Instituto nacional Francés de sanidad e Investigación Médica (Inserm).

"Si puedo ser provocador, ¿no deberíamos estar haciendo este estudio en África, donde no hay máscaras, ni tratamientos, ni reanimación? Un poco como se hace en otros lugares para algunos estudios sobre el sida. En las prostitutas, intentamos cosas porque sabemos que están muy expuestas y que no se protegen a sí mismas ", planteó Mira.

Borrell reconoció que la respuesta a una pandemia global debe ser igualmente global, pero advirtió de que "cuando se trata del coronavirus, y de cualquier enfermedad, para llegar a una vacuna hay que ajustarse a protocolos sanitarios y reglas éticas muy estrictas".

"Apoyamos la investigación en laboratorios científicos donde haya reglas éticas muy estrictas", insistió.

El jefe de la diplomacia comunitaria dio cuenta del debate entre los ministros sobre el programa global de la UE y los Estados miembros para apoyar a otros países terceros en la lucha contra la crisis del coronavirus, que calificó como "la más disruptiva desde el final de la Segunda Guerra Mundial".

Borrell advirtió de que la pandemia podría tener consecuencias "devastadoras" en países sin suficientes médicos, pruebas de diagnóstico, equipamiento de protección o acceso a agua potable, y subrayó que "si el virus no se vence en todas partes será como si no se hubiera vencido en ninguna"

La Comisión Europea ya anunció hoy que reorientará al menos 15.600 millones de euros de recursos existentes para la acción exterior que serán asignados a los socios internacionales más necesitados en la lucha contra el COVID-19.

Según Borrell, la cifra final del paquete, tras las contribuciones de los Estados miembros, superará los 20.000 millones de euros.

Borrell especificó que el dinero se destinará a la respuesta inmediata a la crisis sanitaria y sus necesidades humanitarias, el refuerzo de los sistemas de agua y sanitarios y la capacidad para lidiar con la pandemia, y la mitigación de las consecuencias económicas y sociales.

Esta reasignación de fondos, explicó Borrell, no supondrá que ningún país reciba menos ayuda de la que hubiera recibido de no producirse el cambio, sino que la reorientación solo persigue enfrentar lo que la UE considera ahora una prioridad potente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento