sharon netanyahu israel gaza
Sharon y Netanyahu en una foto de archivo (Reuters) Reuters

La esperada decisión del Consejo de Ministros fue apoyada por Sharón, promotor de la "desconexión", varios miembros de su Partido Likud, y todos los ministros del Partido Laborista, encabezados por su segundo, el veterano Simón Peres.

El comienzo de la operación para la "desconexión" de Gaza está previsto para el próximo lunes 15 y se prevé que centenares de familias, respaldadas por unos miles de extremistas de la derecha ultranacionalista, intentarán resistir el desalojo.

En la compleja y gigantesca operación de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional participarán alrededor de 55.000 efectivos. En el desalojo, a cargo de la policía, los agentes irán desarmados.

También los colonos entregaron sus armas a los arsenales de los asentamientos, con excepción de los jefes de seguridad por posibles ataques de facciones de la resistencia palestina, una previsión declarada del jefe de las Fuerzas Armadas, general Dan Halutz.

La Autoridad Nacional Palestina (ANP), que preside Mahmud Abás, acantonará una fuerza de 5.000 hombres de su Fuerza Nacional de Seguridad entre la población palestina y los asentamientos y los efectivos de Israel, que conquistó Gaza en la guerra de 1967.

A once días del desalojo, que puede prolongarse de dos a cuatro semanas, sólo 200 de unas 1.700 familias instaladas en los asentamientos de la franja de Gaza, y otros cuatro del norte de Cisjordania, que tendrán que establecerse ahora en territorio de Israel, han resuelto sus problemas de vivienda, informó hoy la radio pública.