Un grupo de científicos de EE UU consigue borrar la memoria de los ratones

  • El proceso: activar la producción de una molécula.
  • El método no vale en humanos por la complejidad de su cerebro.
La investigación se ha llevado a cabo con ratones de laboratorio.
La investigación se ha llevado a cabo con ratones de laboratorio.
ARCHIVO

Un equipo de investigadores del Colegio Médico de Georgia (EE UU) ha conseguido borrar selectivamente y bajo control una serie de recuerdos del cerebro de los ratones. La revista Neuron publica este miércoles la descripción del método que el equipo del doctor Joe Z. Tsien ha desarrollado. Este neurobiólogo saltó a la palestra en 1999, cuando consiguió unos ratones transgénicos que aprendían y recordaban más que sus congéneres normales.

El método no es posible en seres humanos, además, todos nuestros recuerdos tienen una función

En esta ocasión, el equipo de Tsien ha manipulado genéticamente a los ratones para que produzcan, en la parte anterior del cerebro, más cantidad de enzima CaMKII, a la que denominan la "molécula de la memoria", y además lo hagan en el momento deseado.

"Usamos un compuesto para 'encender' y 'apagar' específicamente esta enzima (la CaMKII) en el momento que se recupera el recuerdo. El descubrimiento es que activar la producción de la CaMKII en el momento de evocarconduce al "borrado inmediato del recuerdo en particular que se esté recuperando, mientras que el resto de recuerdos que no se traen a la memoria quedan intactos".

Los investigadores han puesto a prueba la memoria de los roedores para recordar objetos nuevos y algunas experiencias que les dan miedo. Con estas tres pruebas se ponen en marcha tres partes distintas del cerebro, por lo que, según Tsien, el hecho de que puedan eliminar cualquiera de esos recuerdos sugiere que el mecanismo molecular es común y las aplicaciones podrían ser generales.

Seres humanos

Este método, sin embargo, está lejos de poder aplicarse en humanos, al menos tal como lo han hecho en los animales. Tendrían que buscar otras moléculas que pudieran servir de diana para un posible fármaco, y Tsien opina que, "dada la complejidad de nuestros cerebros", no es posible.

Además, todos los recuerdos, subraya el neurobiólogo, tienen una función. "De esos recuerdos aprendemos lecciones para evitar repetir los errores". Y opina que "si uno tiene una mala relación con otra persona, desear tener una 'píldora' para eliminar el recuerdo no es la solución". Además, les podría pasar como a los protagonistas de la película Eternal Sunshine of the Spotless Mind (¡Olvídate de mí!) y arrepentirse de haberlo hecho.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento