La residencia de Vilanova del Camí, en situación extrema: 35 fallecidos y cinco residentes muy graves

Una trabajadora del geriátrico de Vilanova del Camí mirando por la ventana.
Una trabajadora del geriátrico de Vilanova del Camí mirando por la ventana.
ACN

La dirección de la residencia Amavir de Vilanova del Camí, en la que han fallecido 35 personas durante la crisis del Covid-19 y en donde hay cinco residentes más muy graves, ha denunciado este miércoles en un comunicado que no han recibido el material necesario y que tampoco se han aceptado las derivaciones de enfermos a los hospitales. Vilanova del Camí, con 12.000 habitantes, ha sido uno de los cuatro municipios junto a Igualada, Òdena y Santa Margarida de Montbui que han estado en cierre perimetral por un fuerte brote de coronavirus hasta el pasado lunes. 

"Es muy difícil luchar contra una guerra de esta magnitud sin las armas necesarias que, lamentablemente, no se nos han dado", asegura. La directiva defiende que la residencia está aplicando "las máximas medidas de protección" y afirma que la situación de Amavir "no es ningún caso aislado". 

Lamenta que se haya puesto en cuestión el trabajo de los profesionales hasta el punto que la alcaldesa, Noemí Trucharte, ha llegado a plantear que llevaría el caso a la Fiscalía.

Esta residencia contaba con 150 internos, de los que 35 han muerto en las últimas semanas. Solo en un caso se ha podido comprobar que la causa ha sido el Covid-19 ya que al resto no se les ha podido realizar tests. De los 98 trabajadores del centro, 20 están confinados en su casa por presentar síntomas. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento