Cinco remedios caseros para tratar los labios secos agrietados

Imagen de unos labios.
Imagen de unos labios.
PEXELS.COM

Los labios secos y agrietados es un problema frecuente en muchas personas, sobre todo, en ciertos momentos del año. El frío del invierno, la exposición prolongada al sol durante el verano u otros agentes como el tabaco o la saliva son algunas causas que provocan la sequedad en los labios. 

También existen otros agentes que pueden provocar esta sequedad como, por ejemplo, la falta de vitaminas, la deshidratación o, incluso, por enfermedades o reacciones alérgicas a algún producto. 

Remedios caseros para evitar la sequedad

Para evitar la sequedad labial se pueden seguir una serie de consejos que se pueden poner en práctica en el día a día. La organización sin ánimo de lucro Mayo Clinic aconseja proteger los labios de agentes externos como el frío, no lamerse constantemente los labios, hidratarse constantemente, respirar por la nariz y evitar los alérgenos. 

Si estas medidas de prevención no funcionan, se puede optar por la compra de productos específicos para los labios, ya que existe una gran gama en el mercado para proteger e hidratar los labios. Sin embargo, también desde casa se pueden elaborar remedio caseros para tratar la sequedad. 

Un ejemplo son los tratamientos caseros para los labios que proponen desde la web de Mejor con Salud, todos ellos elaborados con productos que se suelen tener en el hogar: 

  1. Aceite de oliva. Solo hace falta mojar un algodón con aceite de oliva y aplicarlo en los labios, ya que este tiene propiedades que sirven para hidratar. 
  2. Miel. Con una cuchara de cera virgen de abejas y una cucharadita de aceite de almendras se puede preparar una mezcla hidratante y antiséptica.
  3. Leche. La leche fría también sirve para reducir la inflamación y el enrojecimiento, reduciendo los efectos del frío o el sol en los labios. También se puede usar el yogur natural.
  4. Patata. Basta con pelar una patata, patirla en pequeños cubos y cocinarla con un poco de agua. Después, se mezcla con una cucharada de aceite de almendras o de oliva y con otra cucharada de leche. El resultado es una especie de puré que, aplicándola en los labios, sirve para humectar y cicatrizar heridas producidas por la sequedad. 
  5. Manteca de karité. Media cucharada de esta mantequilla y otra media cucharada de pulpa de aguacate da lugar también a un remedio casero 
Mostrar comentarios

Códigos Descuento