Cáritas Diocesana multiplica por tres las peticiones de ayuda social por el coronavirus

Cáritas Barcelona en Sant Cebrià.
Cáritas Barcelona en Sant Cebrià.
Cáritas

Los colectivos vulnerables son los que acentúan aún más el efecto de la crisis sanitaria y económica por el Covid-19 que estamos viviendo. "Después de esta crisis sanitaria, vendrá una crisis social y económica. Estamos empezando a notar las consecuencias y hay que estar preparados". Así se ha expresado el director de Cáritas Diocesana de Barcelona, Salvador Busquets, en un comunicado enviado por Cáritas.

Cáritas Diocesana de Barcelona recibió una media de 450 peticiones sociales durante la semana pasada, lo que simboliza que se han multiplicado por tres las demandas que les llegaban con anterioridad. De estas, un 80% de estas han sido para cubrir necesidades básicas, como la alimentación y el pago de alquileres o suministros.

Las 250 personas que viven en recursos de residencia de la entidad, siguen teniendo la atención y seguimiento garantizados. Hay más de 200 profesionales trabajando en ello y unos 600 voluntarios dando apoyo, ya sea de forma presencial o telemática. Ahora mismo se atienden casi 70 puntos de distribución de alimentos y hay 6 comedores sociales abiertos, con entrega de picnics para llevar.

Cáritas Barcelona en Sant Cebrià 2.
Cáritas Barcelona organizando el reparto de picnics.
Cáritas

Los niños, en grave riesgo de exclusión social

Según Cáritas Barcelona, en la diócesis hay unas 179.000 personas que viven en habitaciones considerada "vivienda insegura", y que además afrontan pagos de 400 o 500 euros al mes. Salvador Busquets apunta: "Nos preocupa la situación de familias con niños que viven en viviendas inseguras o inadecuadas. Los padres y madres de estas familias se encuentran muy angustiados, ya que muchos no tienen trabajo y han agotado los pocos ahorros que tenían".

Este contexto hace que las desigualdades sociales se agraven, principalmente para los menores. "Cuando los más pequeños no pueden ir a la escuela, el conjunto de brechas (digital, emocional, social, cultural, de necesidades básicas, de vivienda) se ensanchan y los dejan en una situación de mucha desprotección y vulnerabilidad" ha advertido Busquets. Según el último informe Foessa de la diócesis de Barcelona, el 27% de los menores se encuentra en situación de exclusión social.

Trabajo por hacer de la administración

Cáritas Diocesana de Barcelona ha celebrado la labor conjunta que está haciendo con las administraciones de la diócesis de Barcelona, pero reitera la necesidad de que todas las instituciones hagan lo que esté en sus manos para paliar los efectos de esta crisis sanitaria, económica y social.

La entidad ve destacable poner el foco en las familias con menores sin recursos, en las personas que viven de realquiler y en las personas en situación administrativa irregular. Este último colectivo no puede acogerse a ninguna de las medidas aprobadas por el Gobierno, y habría que garantizar que así sea. También piden, desde Cáritas, que se trabaje en la garantía de ingresos mínimos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento