Muere Paula Bakker, la madre de Miranda Rijnsburger, mujer de Julio Iglesias

  • Su yerno y sus nietas le han dedicado unas hermosas palabras en Instagram.
Julio Iglesias y Miranda, la actual esposa del cantante, comparten cinco hijos. Sus gemelas fueron las últimas en llegar a la familia (nacieron en mayo de 2001 cuando él tenía 57 primaveras).
El cantante Julio Iglesias y su esposa, Miranda Rijnsburger.
GTRES

Tal y como ha avanzado ¡Hola!, Paula Bakker, la madre de Miranda Rijnsburger, esposa de Julio Iglesias (y pareja desde hace 30 años), ha muerto este martes 7 de abril. Toda la familia está pasando unos durísimos momentos como han demostrado las emotivas palabras de varios de sus miembros en redes sociales.

La progenitora de la holandesa, que llevaba varios años viviendo con su hija y el cantante, de quien era admiradora confesa, ha fallecido a causa de una larga enfermedad con la que venía lidiando, aunque Miranda, siempre muy reservada en el aspecto personal, nunca quiso hablar de ello públicamente.

Conocida como Oma en la familia (es una palabra de origen neerlandés que en español significa, claro, abuela), nació en Leimuiden, un pueblo de alrededor de 4.000 habitantes a 40 minutos al sur de Ámsterdam, en Holanda, y tuvo otra hija, la hermana menor de Miranda, Ana.

Todo fue fruto de su matrimonio con Wim Rijnsburger, quien desde la adolescencia (15 años tenía cuando empezó) trabajó en las salas de máquinas de buques transoceánicos y que fue "el gran amor de su vida", como lo definió su hija, con quien estaba muy unida, en una de las pocas ocasiones que habló de su familia, con Vanity Fair.

Wim conoció a Paula cuando ella tenía 16 años. Pertenecía a una inmensa familia (tenía 15 hermanos). "Se podía pasar seis meses en alta mar. Incluso una vez estuvo un año. Era bueno y generoso. Mi madre siempre lo esperó", afirmó Miranda.

Se casaron cuando tenía 22 años y a la primera niña abandonó el empleo marítimo. La segunda llegó tres años después. Todos vivieron en una casa flotante en la citada localidad de Leimuiden.

Paula y sus hijas perdieron a Wim a causa de un tumor cerebral cuando apenas contaba con 48 años, en 1990, el mismo año en que Miranda conocería (en diciembre, a sus 25) a Julio Iglesias.

La pena por la muerte paterna hizo que se marchara a meditar y pasar el duelo a la isla de Santa Lucía, en el Caribe. Allí la contrataron de modelo y viajó durante meses hasta que en el aeropuerto de Yakarta, en Indonesia, entablaron su primera conversación el cantante y ella. El resto es historia.

Duelo en el clan Iglesias Rijnsburger

Hace unos días celebraban el vigesimoprimer cumpleaños de Rodrigo Iglesias, el hijo de la pareja que quiere dedicarse a la música, y en nada de tiempo están desolados en el clan Iglesias Rijnsburger y así lo están demostrando en redes sociales, que se ha convertido en un álbum familiar con Oma.

"Anoche el cielo ganó un ángel", han sido las palabras de Cristina Iglesias, una de las gemelas de la pareja. Sus nietos estaban muy unidos a ella y a la vista está, con la fotografía de un relajado día de playa, que Paula estuvo muy cerca de todos sus nietos.

Victoria, la otra gemela, por su parte, también ha querido mandar un cálido mensaje de despedida a su abuela en una fotografía familiar con sus hermanos mayores (Miguel Alejandro y Rodrigo, el menor es Guillermo) y que ha titulado "Sé que siempre estarás cuidando de nosotros. Te amaré eternamente, Oma". Ambas hermanas son influencers de Instagram.

Por último, el propio Julio Iglesias, que estaba muy unido a su suegra, ha enviado un mensaje a través de sus redes sociales junto a un vídeo de una de sus interpretaciones más celebradas, La vida sigue igual.

"Siempre hay por qué vivir, por qué luchar. En estos tiempos donde la vida se para, como si quisiera decirnos lo frágil que somos. En estos tiempos donde se van seres queridos sin apenas poderles decir 'gracias' por tantas cosas, por tantos momentos inolvidables, sin ni siquiera poder decirles 'adiós' y sin ni siquiera poder cogerles la mano en la despedida para decirles 'gracias, gracias, gracias, gracias' por última vez, me acuerdo cuando hace cincuenta y siete años escribí esta canción", recuerda el cantante.

"Para todas las familias que han sufrido la pérdida de alguien queridísimo y para todas las familias que están sufriendo esta terrible soledad: mi cariño para siempre", dedica el artista su música.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento