Renuncia el jefe de la Armada de EE UU tras despedir al capitán del portaviones que alertó sobre el coronavirus

El secretario de la Armada de Estados Unidos en funciones, Thomas Modly, durante una visita al buque hospital militar 'USNS Mercy', en Los Ángeles.
El secretario de la Armada de Estados Unidos en funciones, Thomas Modly, durante una visita al buque hospital militar 'USNS Mercy', en Los Ángeles.
DAVID MORA / US NAVY / EFE

El secretario de la Armada de Estados Unidos en funciones, Thomas Modly, renunció este martes tras la polémica que generó al despedir e insultar al capitán de un portaviones que había pedido ayuda para hacer frente a un brote de coronavirus en su buque, y cuya carta se filtró a los medios de comunicación.

La renuncia de Modly se produce después de haber sido duramente criticado por haber viajado el lunes a Guam, en el Pacífico, y haberse dirigido a los marinos que sirven en el portaviones nuclear USS Theodore Roosevelt, que comandaba el capitán de la Armada Brett Crozier, para acusarle ante ellos de haber filtrado su denuncia a la prensa.

"El capitán Crozier es inteligente y apasionado. Creo, precisamente porque no es ni ingenuo ni estúpido, que envió su alarmante correo electrónico con la intención de que llegase al dominio público, en un esfuerzo por llamar la atención del público sobre la situación en su barco", dijo Modley a los marineros por un altavoz.

Crozier había sido destituido el jueves del mando del Theodore Roosevelt, atracado en Guam, tras haber escrito una carta en la que advertía a sus superiores de que necesitaban actuar con rapidez para salvar a los marinos del portaaviones.

El brote de coronavirus entre los 4.865 miembros de la tripulación del Roosevelt ha dejado ya 170 casos confirmados de la enfermedad COVID-19, incluido el propio Crozier.

Los comentarios de Modly, como anteriormente había ocurrido con la carta de Crozier, se filtraron a la prensa y generaron la condena de legisladores y de familiares de los marinos del buque, que días antes habían despedido a su superior destituido como un héroe y con muestras de cariño y respeto.

En la noche del lunes, Modly ya tuvo que publicar una declaración para disculparse con Crozier por haberlo insultado, a petición del secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper.

"No estamos en guerra. Los marineros no deben morir. Si no actuamos ahora, estamos fracasando a la hora de cuidar a nuestro activo más confiable: nuestros marineros", había escrito Crozier en su carta, que acabó siendo filtrada a The San Francisco Chronicle.

El propio presidente, Donald Trump, había criticado a Crozier por considerar inapropiado que escribiera una carta y que ésta "se difundiera por todas partes", como si se tratase de "una clase de literatura".

Casi mil miembros de la tripulación del Roosevelt desembarcaron la semana pasada en la base naval de Guam y otros 1.500 lo hicieron el fin de semana para comenzar una cuarentena en hoteles de la isla, tras dar negativo en la prueba del coronavirus. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento