Detienen a una banda que robaba a 'narcos' haciéndose pasar por policías

  • Su líder era un italiano con residencia en España.
  • Contaban con material policial y sofisticados equipos tecnológicos.
  • La Policía les ha incautado 264 kilos de cocaína, varios automóviles, equipos de visión nocturna, armas, más de 14.000 euros en efectivo.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a nueve personas de distintas nacionalidades en una operación en la que desarticularon a una organización criminal que robaba a narcos haciéndose pasar por policías, informó hoy la Dirección General de la Policía.

Esta banda, formada por cinco personas, quería arrebatar 264 kilos de cocaína de gran pureza a un grupo de otros cuatro traficantes, todos de nacionalidad colombiana, que guardaban esta mercancía en una nave de Alcalá de Henares. Para suplantar a los cuerpos de seguridad, la organización criminal disponía de armas de fuego, placas y distintivos policiales, además de sofisticados sistemas de vigilancia electrónica para sorprender a sus víctimas cuando preparaban alguna transacción de estupefacientes.

La operación, realizada por la Brigada Central de Crimen Organizado de la UDYCO Central, en colaboración con agentes de la Comisaría de Alcalá de Henares, se inició el pasado mes de agosto con motivo de las sospechas de una organización criminal, liderada por un ciudadano de nacionalidad italiana radicado en España, especializada en realizar lo que en el argot policial se conocen como 'vuelcos'. Esta actividad consiste en sustraer el estupefaciente o el dinero a las organizaciones dedicadas al tráfico ilícito de drogas, bien mediante el uso de la violencia o bien haciéndose pasar por funcionarios policiales o judiciales.

El 'modus operandi' de este grupo, que estaba compuesto por personas de nacionalidad italiana, colombiana, española y búlgara, consistía en identificar alguna organización dedicada al tráfico de estupefacientes y someterla a un control exhaustivo para localizar el lugar donde pudieran tener escondido algún alijo de droga o sus beneficios.

"Incluso disponían de una furgoneta equipada con modernos sistemas tecnológicos para vigilar a sus víctimas sin ser detectados", detalló la Dirección General, que explicó también que desde este vehículo, el líder de la organización impartía las instrucciones al resto de sus colaboradores. En el momento de actuar empleaban petos y placas con la inscripción 'Policía',

así como grilletes y otros elementos del equipamiento policial para hacerse pasar por agentes.

Gracias a la investigación, los agentes averiguaron que la organización criminal estaba controlando una nave situada en un polígono industrial de la localidad madrileña de Alcalá de Henares y sometía a un minucioso control a las personas que ocupaban el lugar. "Todo indicaba que podría tratarse de uno de sus objetivos y que estaban esperando el momento propicio para actuar puesto que la nave, alquilada por ciudadanos colombianos, no presentaba una actividad laboral normal", agregó la Dirección General.

En el momento del golpe, todos los integrantes del grupo desarticulado se desplazaron hasta el lugar y cuando iban a entrar sus ocupantes, el presunto líder del grupo y dos de sus colaboradores se identificaron como agentes policiales y accedieron con ellos al interior de la nave. El resto permaneció en las inmediaciones realizando labores de vigilancia y apoyo.

Los agentes de la Policía Nacional desplegaron un amplio dispositivo en la zona adoptando las máximas medidas de seguridad, ya que los criminales iban fuertemente armados. Finalmente, los integrantes de ambos grupos, en total nueve personas, fueron detenidos y fueron intervenidas cuatro armas de fuego, silenciadores y placas-emblema policiales.

El botín de los ladrones de 'narcos'

En la nave industrial, los agentes se incautaron además de 264 kilos de cocaína de gran pureza que se encontraba camuflada en la estructura de cartón de unas cajas y en el falso techo de la nave.

En los registros, realizados en Madrid capital, Majadahonda y Alcalá de Henares, se han intervenido los siguientes efectos: 264 kilos de cocaína, cuatro armas de fuego, dos silenciadores y diversa munición, 14.000 euros en efectivo, cuatro coches y una motocicleta, cinco placas emblema de la Policía Nacional, cuatro equipos de transmisión, cuatro grilletes metálicos y diversas bridas, cuatro chalecos con la inscripción 'Policía' y uno antibalas, un equipo de visión nocturna, diversos dispositivos técnicos de control y vigilancia y grabadoras de sonido, balanzas de precisión y máquinas de contar dinero, equipos informáticos y teléfonos móviles, y videocámaras y equipos fotográficos con teleobjetivos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento