¿Qué hacer con mis ahorros si me mudo al extranjero?

Billetes, monedas, euros, euro, dinero
Cuentas de ahorro. 
EUROPA PRESS

Muchos españoles han decidido en los últimos tiempos mudarse a otros países de la Unión Europea de forma permanente con el objetivo de prosperar laboralmente. 

Cuando se toma esta decisión, una de las dudas más recurrentes es qué hacer con el dinero que se tiene ahorrado, ya que existe la posibilidad de dejarlo en España o, en todo caso, moverlo a una entidad bancaria del nuevo país de residencia. 

Consideraciones a tener en cuenta para mover o no el dinero

Desde la plataforma de inversores Finect recomiendan que, en caso de que la entidad donde se tienen depositados los ahorros en España ofrezca unas buenas condiciones y un buen servicio para poder acceder a la información requerida por el usuario a través de Internet, por aplicación móvil o a través de una comunicación fluida con la entidad, no hay razón alguna para mover el dinero. 

Sin embargo, sí que es conveniente tener una entidad local en referencia a la cuenta corriente que ofrece el servicio de ingresos y gastos corrientes, ya que se dispondrá de un saldo mínimo para el día a día, por lo que desde esta plataforma sí que recomiendan poseer una entidad en el nuevo país de residencia. 

Otro factor a tener en cuenta a la hora de plantearse llevar los ahorros a otro país es el de los costes de esta gestión. Desde Consumer aseguran que, por mucho que la entidad nueva donde se llevará el dinero tenga un tipo de interés superior a la media nacional, si las comisiones por el mantenimiento de la cuenta y por traer y llevar el dinero son cuantiosas, las ganancias se reducirán notablemente. 

De este modo, antes de tomar la decisión de abrir un depósito en otro país, hay que tener en cuenta los costes de mantenimiento y de transferir el dinero desde España, ya que se pagan comisiones en caso de superar los límites marcados por la Unión Europea. 

Además, hay que tener en cuenta los requisitos que imponga el banco extranjero a la hora de abrir un depósito de ahorros en él, por lo que es necesario comprobar con anterioridad si es posible o no hacerse cliente del banco, ya que algunos pueden exigir, por ejemplo, que se hable el idioma del país o que ya se tenga una cuenta abierta en ese mismo país.  

Es cierto que todos los residentes de la Unión Europea tienen reconocido el derecho de abrir una cuenta en cualquiera de los países que formen parte de ella, sin embargo, el banco también puede exigir que se aclaren los motivos por los que se quiere abrir la cuenta en el ese país. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento