El Gobierno reparte mascarillas para protegerse del Covid-19 a transportistas y taxistas pero no a otros colectivos

Una mujer lleva mascarilla en el autobús.
Una mujer lleva mascarilla en el autobús.
EFE

El debate sobre el uso generalizado de las mascarillas para prevenir la propagación del coronavirus sigue abierto. Mientras el Gobierno no ha tomado aún una determinación al respecto, el Ministerio de Transportes ha empezado a entregar 929.183 unidades entre los profesionales del sector. Otros colectivos de actividades esenciales sin embargo no están incluidos en ese reparto gratuito.

Titulares del transporte público de mercancías por carretera, transporte público de viajeros por autobús, servicios de taxi y vehículos de turismo con conductor (VTC), así como ambulancias y las compañías privadas de transporte de mercancías por ferrocarril, pueden acceder ya a esas protecciones; en total unos 162.000 beneficiarios, entre empresas y autónomos. La distribución se realiza a través de las más de 2.300 oficinas de Correos, una lista que el ministerio ofrece en su web.

El plazo está abierto hasta el 17 de abril, pero la Federación Nacional de Asociaciones de Transportistas de España ha pedido su ampliación debido al horario reducido de los puntos de recogida por el estado de alarma, por coincidir con varios días festivos de Semana Santa y por encontrarse muchos profesionales en ruta durante toda la semana. Desde la Asociación Gremial de Auto Taxi de Madrid han criticado por su parte que en el listado no se encuentran todos los propietarios de licencia de la comunidad y que hay casos en los que la recogida debe hacerse a más de quince kilómetros del domicilio del taxista en vez de "en la oficina más cercana".

A la espera de solucionar esas incidencias, a cada titular se le asignarán dos mascarillas por vehículo, a excepción de los conductores de autobús, que recibirán una. "Conforme lleguen más haremos el reparto de manera similar", afirmó este lunes el ministro José Luis Ábalos, cuyo departamento recuerda que a las mascarillas debe recurrirse cuando no se pueda respetar la distancia de seguridad entre personas, de dos metros, y que "sigue siendo lo más efectivo" para evitar la infección. De esta forma se aboga por un uso "racional para alargar la vida útil" de estos bienes.

Las mascarillas homologadas para protegerse del coronavirus.
Las mascarillas homologadas para protegerse del coronavirus.
Carlos Gámez

Esas pautas parten del hecho de que se trata de un material que escasea y de ahí que el Ejecutivo aún no tenga decidido si recomendar, o incluso obligar, a los ciudadanos a utilizarlo. Después de que un miembro de la Organización Mundial de la Salud (OMS) admitiese el viernes que extender su uso podría ayudar a controlar la enfermedad, el titular de Sanidad, Salvador Illa, reiteró también este lunes que siguen estudiando esa posibilidad y que cuando acuerden una decisión se hará pública. Consciente de la dificultad de que toda la población pueda acceder a ellas en estas circunstancias, Illa insistió en que "el Gobierno no exigirá nada que no se pueda cumplir".

Nuevo contrato

En la misma rueda de prensa que Ábalos, el ministro de Sanidad quiso hacer hincapié en el "esfuerzo" llevado a cabo tanto para la adquisición de productos a otros países como para la activación de la producción nacional con el objetivo de paliar las carencias. En esa línea informó de la firma de un contrato con una empresa española para la fabricación de 60 millones de mascarillas a lo largo de los próximos seis meses, con una producción de 2,5 millones a la semana.

De forma paralela, este domingo aterrizó en Barajas el quinto vuelo del "corredor aéreo" con 30 toneladas más de material sanitario y son ya, según las empresas que llevan a cabo la iniciativa, más de 10 millones de mascarillas y 200.000 equipos de protección individual (EPI) los entregados a los hospitales públicos y privados. Así lo explicaron la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), Grupo Oesía e Iberia al hacer balance de la actividad que han llevado a cabo en solo una semana con la colaboración de treinta voluntarios de las tres entidades que median y agilizan los trámites para dar celeridad a estos vuelos con cargamento que vienen desde China.

Acciones como estas son reflejo de que se trabaja por atajar la falta de un producto agotado desde el inicio de esta crisis sanitaria. Actualmente su utilización está indicada para el personal sanitario y para quienes atienden a contagiados y ni siquiera ellos han venido contando con las necesarias. El foco ha comenzado a ponerse en otros colectivos pero aún no hay suficiente para todos. 

La OMS se ha mostrado preocupada por que la generalización entre la sociedad de su utilización provoque escasez en hospitales y centros médicos donde son esenciales. El director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha remarcado que el organismo sigue recomendándolas solo para el personal sanitario, después de que el viernes, el doctor Michael Ryan, alto cargo de la organización, abriera la puerta a su uso masivo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento