Blair pide perdón a Cuatro de Guildford por error en su condena
Reuters Reuters

La historia de cuatro de las personas que fueron encarceladas por error durante 15 años - conocidos como los 'Cuatro de Guildford' - alcanzó la fama internacional cuando en 1993 su caso fue llevado a las pantallas de cine por Jim Sheridan en la película 'En el nombre del padre', interpretada por Daniel Day-Lewis y Pete Postlethwaite.

'Siento mucho que tuvieran que pasar por un calvario así y por una injusticia tal', declaró el primer ministro, Tony Blair, en un breve comunicado que se difundió por televisión.

'Por ello, hoy les presento mus excusas. Se merecen ser total y públicamente exonerados'.

Los 'Cuatro de Guildford' y los siete Maguire (siete miembros de esta familia) fueron condenados por los atentados cometidos en dos pubs de Guildford y Woolrich en 1974, en los que murieron siete personas. En aquella época, el enfrentamiento entre el IRA y el Ejército británico estaba en su apogeo.

En 1989 los Cuatro y en 1991 los otros siete vieron cómo el tribunal de apelación les declaraba inocentes, en medio de las alegaciones de que se utilizaron pruebas y confesiones falsas obtenidas bajo coacción.

'EL PRINCIPIO DEL FIN' PARA CONLON

Sus abogados protestaron, sobre todo, por la falsificación de pruebas durante el primer proceso, así como por las confesiones obtenidas con malos tratos.

Gerry Conlon, el más conocido de los 'Cuatro de Guildford', dijo a los periodistas que estaban fuera del Parlamento en Londres que la falta de una petición de perdón al más alto nivel había contribuido, hasta hoy, a perpetuar su calvario.

'Espero que esto termine de alguna manera', declaró. 'Esto ha dominado dos tercios de mi vida. Me pasó cuanto tenía 20 años y acabo de cumplir 51. No he tenido ninguna paz'.

'Nada ha terminado para nosotros, pero hoy es el principio del fin'. añadió Conlon.

Blair dijo que comprendía su sufrimiento.

'Lo que perdieron, lo que sus familias perdieron, no volverá jamás. No sirve de nada a nadie que haya personas que sean condenadas de manera injusta por un crimen tan horrible'.

'Admito el trauma que esta condena inflingió en las familias Conlon y Maguire y el estigma que les ha colocado hasta hoy'.

Blair, que hizo de la solución de los problemas en Irlanda del Norte una de las prioridades de su mandato, hizo campaña cuando era un joven diputado por la liberación de los Cuatro.

El conflicto que duró tres décadas y se cobró unas 3.600 vidas está en calma desde 1998, cuando el IRA decretó un alto el fuego.

Desde entonces se han celebrado elecciones autonómicas en Irlanda del Norte y se restableció brevemente la autonomía, pero se volvió a suspender y en la actualidad las conversaciones de paz están bloqueadas, después de que el IRA haya sido acusado del robo de 26 millones de libras de un banco de Belfast el pasado mes de diciembre y de que retirase su oferta de entregar las armas.

/Por Andrew Cawthorne/