Un cura sale a bendecir las calles en Domingo de Ramos y la Ertzantza le manda irse a casa

Fran, el cura que salió a bendecir las calles en Domingo de Ramos.
Fran, el cura que salió a bendecir las calles en Domingo de Ramos.
Facebook

Los vascos no han podido presenciar en vivo este año las tradicionales procesiones de Semana Santa, suspendidas por la crisis del coronavirus y, aunque podrán seguir los actos religiosos a través de distintas plataformas online, parece ser que el sacerdote de Balmaseda (Bizkaia) no se ha conformado con la solución.

El párroco anunció que iba a salir el Domingo de Ramos "por algunas de las calles y plazas de Balmaseda, cumpliendo con todas las medidas de seguridad, para bendecir vuestros ramos", explicó en el vídeo que compartió en su página de Facebook.

Finalmente, fue parado por una patrulla de Ertzaintza que le pidió que volviese a casa. "A pesar de cumplir todas las medidas de seguridad, me han mandado a casa tras realizar el recorrido a pie. Así que lo único que he podido hacer ha sido subir al Puente Romano y hacer el recorrido del río para bendecir a todo el pueblo desde allí, a la que volvía para casa", ha contado el párroco en redes sociales.

La procesión más llamativa del País Vasco es la que tiene lugar en este municipio de Balmaseda con la Pasión Viviente. Este año, la asociación encargada informaba que iba a ofrecer en su página web y redes sociales vídeos de los actos que organiza, entre ellos uno con la representación del pasado año.

Según declaró a Efe fuentes de la Asociación Vía Crucis Viviente, el objetivo es que los vecinos de Balmaseda y los miles de visitantes que cada año se acercaban a la villa encartada revivan esta tradición desde sus hogares y les sirva para amenizar el confinamiento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento