Por qué el coronavirus reduce la actividad sísmica y los motivos por los que es una buena noticia

Imagen de un terremoto en un sismógrafo.
Imagen de un terremoto en un sismógrafo.
ARCHIVO

La crisis del coronavirus y el confinamiento al que se ha sometido la sociedad está teniendo múltiples efectos. Uno de los más curiosos es el cambio que están notando los sismógrafos, es decir, los científicos que miden los movimientos como temblores de tierra o terremotos.

Thomas Lecocq, un geólogo y sismólogo del Observatorio Real de Bélgica, ha revelado que los movimientos sísmicos desde el inicio de la crisis se han reducido en un tercio, recoge Gizmodo. Y el motivo hay que encontrarlo en la reducción de la actividad: hay pocos vehículos pesados en las carreteras, las grandes máquinas funcionan menos...

Pero además de por lo obvio, este hecho es una buena noticia para los investigadores. Y es que la ausencia de 'ruido' les permite poder centrarse más en los movimientos sísmicos naturales y poder extraer más y mejores datos.

La ausencia de estas interferencias servirán para detectar mejor futuros terremotos, ser más precisos a la hora de ubicarlos y hacer un mejor seguimiento a los movimientos tectónicos de la Tierra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento