España afronta sin embajador en Ankara la negociación para recuperar los respiradores retenidos en Turquía

  • El número dos de la embajada, Eduardo Ibáñez, es quien se encuentra actualmente al mando de la delegación española.
  • La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, ha tomado personalmente el timón de la negociación.
  • Exteriores asegura que Turquía ha prometido entregar los respiradores "en cuanto la situación sanitaria se haya estabilizado".
Coronavirus.-González Laya ve 'injusto' decir que España reaccionó tarde: todo e
La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya.
POOL MONCLOA

En la crisis abierta por la decisión de las autoridades turcas de requisar para uso propio una partida de 150 respiradores adquiridos por varias comunidades autónomas ha pillado a España sin una pieza clave en la negociación con ese país: su embajador. Según confirman fuentes de Asuntos Exteriores a 20minutos.es, ahora mismo el encargado de negocios de la embajada de Ankara (el número dos de la delegación) es el que está al mando, dado que el puesto de embajador está vacante.

Hasta hace unos meses, la delegación diplomática española en Turquía la dirigía Juan González-Barba, que el pasado mes de febrero fue ascendido a secretario de Estado para la UE. El nombramiento de González-Barba se produjo apenas dos semanas después de que el Ejecutivo de Pedro Sánchez tomara posesión. Y, en los dos meses que han pasado desde entonces, el Gobierno no ha designado un sustituto para la embajada de Anakara.

Así las cosas, según confirma Exteriores, quien se encuentra ahora mismo al mando de esa delegación diplomática es Eduardo Ibáñez, su encargado de negocios, un puesto que equivale al de número dos de la embajada. No obstante, lo cierto es que el ministerio que dirige Arancha González Laya se ha implicado directamente en la negociación con Turquía, y según confirmó la propia ministra el viernes, ella misma es la que está negociando con su homólogo turco para la devolución del material sanitario.

La retención de los respiradores en Turquía es el último episodio de las dificultades que tanto España como otros países europeos están teniendo para abastecerse de productos sanitarios en el mercado mundial. Tanto el Ministerio de Sanidad como algunas comunidades como Castilla-La Mancha o Navarra adquirieron a empresas turcas (y no chinas, como se dijo erróneamente en un primer momento) varios lotes de mascarillas, batas o guantes, que según detalló el viernes González Laya sí han podido salir de Turquía y ya han llegado a España.

No obstante, el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan decidió no permitir que salieran de su aduana los respiradores, argumentando que Turquía no podía exportar estos productos puesto que los necesita para su propio sistema sanitario en mitad de la crisis del coronavirus. Pese a las gestiones de Exteriores, González Laya admitió que esos productos "por ahora no van a salir de Turquía", aunque señaló que "en un plazo prudencial, en unas semanas", el Ejecutivo de Erdogan se ha comprometido a devolver el material.

El choque con las autoridades turcas ha provocado las protestas de varias autoridades, como el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que ha exigido a Exteriores que presente una protesta diplomática. No obstante, Laya -que, junto al Ministerio de Sanidad, coordina la adquisición de suministros sanitarios en esta crisis- no da el material por perdido. Este sábado, Exteriores aseguró en un comunicado que "las autoridades turcas han indicado su compromiso de extender tales licencias a la mayor brevedad, en cuanto la situación sanitaria se haya estabilizado", y señaló que si finalmente eso no ocurre "la empresa turca deberá devolver la cantidad pagada".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento